Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2013

Manifiesto existencial y universal de un ciudadano errante del mundo.

Manifestación primera: Un solo paso en falso un día, un sólo pensamiento distinto, una sola persona diferente que se cruce en nuestro camino, una mirada y nuestra vida ya no será nunca más la misma. No existen azares, sólo causalidades. Un cambio en una persona, genera un cambio en todos quienes lo rodean. Efecto dominó.


Manifestación segunda:
¿Cuáles son los límites entre el actuar individual y la imposición social?


Manifestación tercera:
Siempre pienso en lo que me rodea y quiero decir que si hay algo que me molesta y enerva en la vida son l@s conductores que tocan bocinazos a cada rato frente a un semáforo, peatón, etc. Siento como si el hecho de tener un auto les diera poder sobre las demás personas, quizás es hasta un modo de desquite, pero no sé cómo no entienden, que así el día de otros y el de ellos mismos se vuelve incómodo. Además se condice con mi visión sobre las cosas, que todo lo que tenemos y logramos, hacemos en la vida, no es nada más y nada menos que la extensión de nu…

No existe fórmula para la felicidad.

Se puede adquirir todo cuanto queramos en la vida, renombre, prestigio social, autos, propiedades y hasta títulos; se puede viajar por el mundo, conocer diversas ciudades y destinos. En fin, se puede cumplir todo lo que nos propongamos y pensemos. Pues todo lo que hagamos y logremos en esta vida, no es nada más y nada menos que la extensión de nuestros pensamientos. Inclusive los grandes inventos de la humanidad, han surgido para hacer más llevadera la vida misma, desde la creación de la rueda, hasta ampolletas, teléfonos, computadoras, que por otro lado, terminan convirtiéndose en inventos que justifican las convenciones sociales.
            De lo único que estoy seguro en esta vida  es que el pensamiento nos hace libres, que podemos escribir, pensar donde queramos y estemos –me encuentro escribiendo en un terminal de buses.- Podemos hacerlo en cualquier confín del mundo, pero ni aun la sumatoria de objetos que obtengamos, experiencias que tengamos y personas que conozcam…

Automatismo escritural en diez minutos.

Vivir sin libertad es vivir sin pasión, la puntuación coarta los sentidos, altera la sin-razón; ya no creo en los puntos y comas. Tampoco creo en los puntos seguidos.
Quiero que mi vida sea un punto aparte, hoy quiero amarte. Ayer fue felicidad, el mañana es incierto, te amo con ternura y con aciertos. Sé que me olvidarás con el tiempo, pero quiero que sepas que en un te amo y un te quiero, te grabarás mi recuerdo. Hoy escribo automáticamente, es un ejercicio escritural, escribo sin parar, te recuerdo en mi consciencia y memoria.
¿Qué es recordar? Aflorar de los sentidos; ser una y otra vez con el corazón. Hoy te amo, ayer te amé y te seguiré amando.
Mi vida es un punto aparte para amarte, me entregaré por completo, ámame suavemente como la pluma al papel, seamos uno en los latidos, en el sentimiento y la pasión, diez minutos de escritura me parecen una traición. Me basta un segundo para amarte, un minuto para olvidarte, dos minutos para reencantarte, tres minutos para enamorarte y tres …

Placeres estivales.

El agua cae arremolinada por mi cuerpo, se sumerge en mis poros El calor abrasa los intersticios de mis brazos y devora mi entrepierna Los rayos de sol me invitan a acariciarlos de par en par a la distancia El rocío de las flores suavemente besa mis labios, los corrompe El viento roza mis párpados, me abre y cierra, me abre y cierra… los ojos ¡Ay de mis ojos! Lentos se enamoran del verano, lo observan lejano Mi corazón palpita al estío de la madrugada, al calor de la mañana Amanece en mi cama, se asolean las sábanas, se abren y cierran, se abren… ¡Ay las ventanas! Se abren y cierran, se abren y cierran, se abren… Cierro las ventanas, miro a mi alrededor, el placentero verano llegó ¿Qué es el otoño? ¿Qué es el invierno? ¿Qué es la primavera? Son sólo las migajas de lo que quedó de la cálida estación.

Noche estrellada en la modernidad.

Abro los ojos, el cielo se azuliza, se apardiza, se blanquiza Estrellas clarividentes acompañan la noche, la resplandecen El cielo discurre tránsfugo evadiendo la noche, inmortalizándola La luna de plata cubre los astros nocturnos con su seda inmemorial Nubes pardo-agrestes iluminan los pétalos del recuerdo Rosas blanquecinas acompasan en orquesta una sinfonía clásica Estatuas venusianas danzan canciones de par en par Las flores se inmovilizan a su andar, conversan con la diosa amorosa Darío les habla de la modernidad, del modernismo Ellas escuchan silenciosas sus palabras afrancesadas Enamoradas testimonian el juicio eterno de su amor Promesas incumplidas en una noche de plata, llena de nostalgias Un no-me-olvides y un te-quiero-tanto acompañan mi llanto.