Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2017

Ultimátum al silencio.

Las horas pisan sus talones encontrándose al pasar
Se balancean raudas, fugaces al ritmo de fin de año
Intermitentes, suaves, sonoras como vientos del sur
Buscan, olvidan, retroceden y resignifican añoranzas
Al descubierto se mudan otoños como sucesivos inviernos
Apacibles las palabras esperan tu andar figurando sentimientos.


Festejan la vida en sus ires y venires de las manecillas del reloj
Destienden el pasado en recuerdos mudos, inamovibles
La memoria hace su entrada triunfal y despierta de su ensueño
Te saluda como un viejo amigo a su camarada de guerra
Solo ella sabe cuánto ha sufrido el corazón marchito.


Desahucia despavorido un grito al silencio, la muerte acecha 
Somos mortales como humus bajo las catacumbas del averno
La realidad solo es una, nacemos para morir sin tregua
Vivir es remontar azares e infructuosas búsquedas
Ni suspiros, ni caricias en amantes brazos aguardan al amor
Es luctuoso final, a quién espera un beso de la muerte.
José Patricio Chamorro
Chillán, 30 diciemb…

Posibilidades inconclusas.

Ocho meses exactos en los que  tu antebrazo rozó el pasamanos del autobús en que subí con ilusión desbocada en una tarde de diciembre. Días antes te había visto sin saber que habíamos recorrido los mismos lugares sin encontrarnos. Hace 5 meses y siete días fuiste a ver la película que tanto ansié y aunque estuvimos en la misma fila, quedamos en asientos opuestos y solo te vi de lejos, sin saber que un día me amarías. 
Fue en abril del año entrante en que leí versos con sabor a traición de amor, ese mismo mes una lectura no alcanzó a ser escuchada y tus ojos aún no se entrevistarían con los míos. Pero ese día el reloj marcó las siete en punto y tu presencia tensó la atmósfera. Aquella tarde, nada fue igual. Tu voz, tus ojos que me encontraron por vez primera jamás volverían a ser los mismos y la  soledad acariciante y murmurante de mis veintitantos solo serían un recuerdo amargo por lo que no fuimos y que en ese instante se desvaneció. 
José Patricio Chamorro Chillán, 30 diciembre 2017

Versos imaginados

Amar la palabra como ecos del silencio

Desafiar la carne y verter las ilusiones

Desterrar abismos contra la juventud dorada

Emancipar el ego, acurrucularlo en el olvido

Mirar al vacío como quién devora un pastel de cumpleaños

Arrancar una silueta, asombrar su memoria en pensamientos

Cortar girasoles, hacerlos volar en el poema

Descrear imágenes, deconstruir sonidos

Gustar el verano, dulcificar el invierno

Desmalezar primaveras y plantar árboles en otoño

Sembrar palabras como semillas en camposanto

Pavimentar ciudades con versos imaginados

José Patricio Chamorro Jara
Chillán,  12 diciembre 2017

Poesía noctámbula.

Poesía noctámbula.
marzo 06, 2011           Reedición: 5 diciembre 2017

Hoy la noche se me presenta cautivadora, tentadora
Una musa cuyas sinuosas curvas me llama
Exhala deseo y me fulmina con el hálito de su mirada Proclama a gritos furtivos que la posea Que la haga suspirar como el amante al que nunca podrá olvidar Aquél que la poseyó, que conquistó su alma Efluvios emanan fragancias aterciopeladas                              Delirios extenuantes en su lecho de ámbar -o- Es la noche amor apasionado, frenesí Reflexión propicia, pliegues de calma, tempestad Anhelante espera, impaciente mi estocada Un impulso impetuoso Que no cesará hasta pernoctar en el placer poético de una caricia Que le arrebate hasta el más escurridizo de los besos
Y quede postrada en un rincón de mi cama.

Cenizas de pasión. (Reedición 5 diciembre 2017)

I Dolidas están las entrañas del corazón desdichado Mis ojos se agazapan ante la vana muerte y esperanzas de amor Ilusiones perdidas en un cementerio de lágrimas Desfallecen desterradas cual expatriado sin perdón Hubiésemos sido felices, sin embargo, Una muralla traslúcida y marmórea nos separó.
II
Te miro a los ojos y siento el frío penetrante de una gélida mirada Aborreces mis palabras, me hundo en un valle de lágrimas Sufro, padezco estragos cuando mi compañía rechazas Me pregunto, ¿será tan cruel la agonía? Su calor quema como flama destemplada y calcinante Hasta derretir cada centésima de mi ser  Ígnea, incinera la piadosa existencia de lo que fue y pudo ser.
III
Épicos sones medievales acompañan mi desolación Mas quisiera no vivir de recuerdos, sino de vívidos momentos No obstante, nuestras memorias se desvanecen tenuemente Cual etéreo gozo primaveral de la primera juventud Suspiramos juntos y hoy conspiramos en un desamor Exangüe culmine de una trágica desilusión.
IV
Hastío nos consumió, somos bufone…

Encrucijados cruces de crucifixiones

Sutilezas retóricas, cementerio de ensueño Cortacianas palabras balanza Sombras enigmáticas Cultismos añejos
Añejados cultivos Huerta de la sabiduría Savia nutricia Hidromiel de los dioses Orgiásticas bebidas Tabaco y pipa con sabor acaramelado Argentina hierba mate matutina Culmina la vida en  inmortal vicio


En  salubres resinas renace Dicha desemboca en salud y gloria vespertina.


Reedición: 5 diciembre 2017


Existencialismo a la vena

Escribo con el sentimiento que invade mi razón pura

De noche mitigo los dolores en la sordidez del silencio

En las mañanas destemplo el porvenir que deshojo

Atardece como otoño entristecido entre mis venas

Uno a uno se desposan los lirios y las rosas en primavera

El sufrimiento es tortura que palidece la agonía existencial

Me cuestiono, me atormento y acribillo en sentencias vagas

Un sí rotundo es lo impropio de mi carne muerta

Una negación absoluta es la redención a mi alma en sopores dormida

El paraíso es un bufón de circo pobre que promete eternidades rotas

Corazón es el ilusionista, mago de sueños inconclusos al pasar

Mentiroso y procaz como el fuego de tus manos al rozar su mejilla

La virgen, atávica te observa, sabe lo que escondes en tu desnudez

Sangre recorre abismante tu torso desnudo de predicamentos

Un hilo de plata sorbe los besos añejados en remotas épocas

Succiona el lácteo pecho tu pestilente boca de soberbia y bondad

Aguijona tu dedo índice el vientre maternal en su o…