Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo 26, 2012

A tras luz de mi ventana.

Llueve como día sábado, temporaliza Temporal que derrumba sueños Que se lanza como un relámpago al abismo Vida cautiva, que se hace una y mil veces Poesía que se mismisa La ventana me separa del mundo Tan sólo a unos pasos alguien toca la guitarra Quiero participar de esa melodía Pero no puedo, estoy prisionero en una celda Celda auto-impuesta, barrera que desgarra A tras luz de mi ventana Tierra que llora, guitarra que se marchita Primotoño que se oxida y muere en el olvido.

La neo-cuestión social como realidad conflictuante.

La realidad hoy por sí misma está difícil, a todos nos cuesta sobrevivir, hay que pagar cuentas, suplir nuestras necesidades vitales y un sin fin de etcéteras más, donde la cultura queda relegada, pues no tenemos tiempo para ella, nos preocupamos poco verdaderamente, pero al fin y al cabo no nos queda más que vivir a como de lugar, hoy más que nunca veo la realidad, aquel consumismo que nos consume, pero es necesario, éste es un siglo donde tenemos aquella opción y que pese a vivir en un país tercer mundista y con una gran desigualdad social, aun así a veces estamos por sobre el estándar. Por mucho tiempo estuve en una burbuja, pero ahora tras ver nuestro día a día, escuchar a los cientos de personas que transitan a diario, a aquellos que gritan en la calle vendiendo helados o lo que sea, otros haciendo peripecias frente a los autos, otros trabajando en el súper-mercado, otros estudiando, otros trabajando en realities faranduleros. En fin, para mí hoy la realidad ya no es color de ro…

Sábado bajo la lluvia.

Poesía que se hace una con el cielo Llueven notas musicales en el poema Cadencias que se iluminan a contra-luz Las nubes se deshacen en mis manos Como gotas continúas que caen y caen sin parar A un ritmo, a un compás, a tonos que desentonan La vida se vuelve una, la vida a veces es ingrata Hoy en cambio la lluvia despeja mis ideas Mis pensamientos fluyen a caudales Camino, recorro la ciudad que habito Siento y pre-siento la magia de la nostalgia El ser un errante, un hombre sin límites ni fronteras Un alma en pena que vaga un sábado A la luz de las velas.