domingo, 19 de marzo de 2017

Silencios.


Silencio es el arte de vivir en tu presencia y el caos de tu ausencia

Silencio es volver la vista atrás y curarse de espanto por el tiempo fugaz

Silencio es callar impetuosamente los abismos mordaces del precipicio final

Silencio es la voz que proclama del más allá una sinfonía de nostalgias

Silencio es recrear paisajes sonoros, vibrantes y diáfanos de poesía

Silencio es el suspirar de un corazón desfalleciente por amores inconclusos

Silencio es mirar la vida con otros ojos y desear los instantes como un suspiro

Silencio es amordazar las horas y retener el tiempo del reloj en un gesto ausente

Silencio es morir suavemente en las manos de un sicario enmudecido

Silencio es la catedralicia campanada en el milagro del vía crucis

Silencio son las puertas del paraíso, infernales en su oxidada corrupción

Silencio es la sociedad en su absurda enajenación en tinieblas y holocaustos

Silencio son los femicidios a manos homicidas que destellan sangrientas

Silencio es la vana humildad de los poetas y artistas que claman sus versos

Silencio es el corazón del ruiseñor que agoniza como cenizas de rosas

Silencio es el origen de todos los tiempos, germen del mundo y sus tormentos

Silencio es el apocalipsis y el juicio final de la tierra húmeda y agónica

Silencio es la profecía autocumplida de los días anhelando tu venida

Silencio es la última sílaba pronunciada en los labios de nuestra amada vida.


José Patricio Chamorro, Chillán 19 marzo 2017.

Nostalgias perdidas.



Nostalgia, me invades como el pasar efímero de épocas doradas

Como sueños diurnos en el transitar errante por el mundo

Quién recuerda, en su corazón laten los misterios de la travesía

Resuenan en campanadas los ecos de otros lugares y tiempos

La voz es el sutil pensamiento de quién ama la vida y sus lamentos

El pasajero vaivén de un tren en lontananza, es mar embravecido

Locomotora fugaz que termina en el vagón del último suspiro

Los quebrantos y las dichas son el canto a la aurora

Al destemplar del día en el ocaso de los segundos silenciosos

Atronadores, impetuosos, así transcurren los días

Enajenados y silentes a la espera, siempre a la espera de tu regreso

Los lugares hablan por sí solos, anuncian nuevos porvenires

Su llamada recorre kilómetros de distancia y el viento te susurra al oído

Un nomeolvides te sonríe en el jardín de otros amores

Una rosa y una violeta son el presagio de la elocuencia

Las palabras permanecen en el aire y se esfuman en cadencias

En frágiles sonidos, vueltos aullidos, recuerdos y sílabas monocordes

Perdidas en los papeles frágiles que la memoria retiene vívida.


José Patricio Chamorro Jara, Chillán,19 marzo 2017.

Garcia marquez

Loading...

Julio cortazar

Loading...

Michelangelo Art

Salvador Dali Art

Yann Tiersen, Amelie.

Loading...

Distintivo: Participación activa en comunidad de Letras Kiltras.