Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2018

El último suspiro de una vida.

Aún recuerdo el dia que llegó a casa, allá por el año 2010, meses después del terremoto que asotó Chile. Animoso con sus primeros años a cuestas, Jack, tenía un porte de raza singular, cuyo pelaje negro azabache lo confundían con la noche.
Nos habiamos mudado recientemente a la nueva casa de Chillán y, sin duda alguna, dado que el terreno era más extenso y puesto que al otro lado del muro solo habían un potrero y humedales,  fue que consideramos que sería de gran ayuda contar con un perro para resguardar la casa. Así fue que Jack, de la noche a la mañana se convirtió en un integrante más de nuestro hogar.
Con el tiempo y el pasar de los años,  otras mascotas se sumaron a nuestro quehacer diario, gatos y perros, mientras Jack iba acumulando años. Sin embargo,  nadie se imaginó que 8 años después y con el equivalente a unos 70 años humanos, Jack abandonaría este mundo.
La última semana, previa a su defunción,  ya no comía o si lo hacía era escasamente. Escuchaba poco y sus fuerzas a…

Reflexiones de un 28 febrero 2014 -La tierra de los escritores inmortales.- (Recuperado).

Si hay algo que me caractetiza es mi afán constante por escribir, esa ansiedad de no poder controlar ese impulso vital llevado al plano de la escritura, que se coinvierte en deseos, pasión, vida y muerte, en una conjunción de emociones. Por lo demás, no es algo que hago como se tiende a pensar del arte, por el mero placer de purificarme en el acto creativo, de purgar el egotismo individualizador que caracteriza a más de alguien que dedica su vida a aquello que ama.
 A veces y a menudo, pienso en que el arte es una forma de vida o más bien, es la vida misma y que está en continúo movimiento. Por ello suelo apreciar sobremanera a quiénes se dedican a él, a quiénes forman parte de esa magia y magnetismo de pocos, que sirve para llegar a muchos, aunque a ratos se ha transformado en seriedad intelectual.
Conformidad o disconformidad no sé si es lo que siento en relación a ello, es un todo compacto, que debe transformarse en un acto de amor, amar a través del arte, entregarse a otro por me…

Reflexiones de un 26 febrero 2014. (Recuperado).

Este año cumplo veintitrés años de existencia y si bien creía que las experiencias no eran acumulables, me invade constantemente la ansiedad de no poder retroceder el tiempo, de que he dejado mucho atrás, que vivo el presente, pero me enajena la incertidumbre del futuro. Tengo muchos recuerdos en mi mente, cuántas personas que se han cruzado por mi vida, algunas me han dejado tan sólo un saludo, algunas ya partieron y me dejaron sus palabras, sus proyecciones y frustraciones.
 A ratos tengo emociones encontradas, palabras y escritura no dicha, callada, silenciada, ¿la Razón?, la desconozco. Lo que sí sé es el valor de las palabras, la energía vital puesta en ellas, el grabar los instantes, asir los momentos, vivir la intemporalidad del recuerdo.
 A veces siento que pareciera un muchacho ido, sin embargo, se deba probablemente a lo absorto que me encuentro siempre en mis pensamientos, que suelen ser más de los que quisiera. Tiendo a ser receptivo, las energías en mí fluyen, por ello t…

El rostro de Cristo.

Estaba durmiendo en lo que aparentaba ser una noche sin mayor rareza, hasta que me vi en la necesidad de abrir súbitamente los ojos. En medio de la oscuridad de mi habitación vi cómo se formaba en la repisa de mis libros con una luz a su alrededor, el rostro de cristo,  proyectado de manera circular entre mis libros.
El asombro dio paso al miedo y grité  despavorido. Nadie oyó mi grito, se perdió como eco en el silencio. Desperté asustado y no fue hasta que prendí la luz de mi habitación que aquella silueta se desvaneció en un abrir y cerrar de ojos tal como se presentó. Pensé en terror nocturno, por buscar una explicación, sin embargo, desde ese momento comencé a creer en la omnipresencia de Cristo.
23 febrero 2018.

Espíritu atormentado.

Mi alma vaga en la inconsistencia de los dias 
Mi mente vuela efímera en sus ideas; enigmas de misterio sin razón 
El errar que agota los instantes se devana en un hilar de yerros indefinidos
Insomne manía de amaniatar las horas, profanando las palabras 
Olvidarse para encontrar caminos sin mirar atrás 
Último deseo del errante caminar a la deriva de los años 
Ausencia del porvenir en actos del sentimiento atormentado.
Chillán, 21 marzo 2017 (recuperado)

Oda al ser humanista.

Si el llamado escuchas, no rehúyas

A oído atento el conocimiento toca su puerta

Sabiduría con los años como ríos irán a dar a la mar.

Tu canto no es solo uno,  en tierras lejanas encontrarás respuesta

Recorre otros caminos, busca la voz universal

No olvides que en occidente se forjó tu nombre

Mujeres y hombres por ser quién eres por ti lucharon

En tus manos está el camino de los nuevos tiempos

Crea, construye,  ama y ríe que la felicidad es un ave al vuelo.

En tus preguntas hallarás tu búsqueda, no desanimes en tu andar

La naturaleza en su diversidad, te abrirá horizontes, respétala como a ti mismo

Si tus pasos se ponen cuesta arriba, abre tus ojos y contempla tu alrededor

Te sorprenderás de la palabra sincera que germinará en ti.

En este mundo verás desdichas,  no caigas en sus brazos,  ¡sé libre!

El universo estará en tus manos, este mundo es tuyo,  ¡cuidalo!

Tus deseos, brote del alma viva serán sentimiento puro

Si el amor pronuncia tu nombre, amansa un crepúsculo en la …

El mayor acto de rebeldía. (Recuperado: 22 febrero 2014).

El mayor acto de rebeldía es rebelarse consigo mismo, contra tus propias circunstancias, las actuales y hacer lo que más puedas hasta el límite de tus fuerzas, para que las que simientes en el futuro sean el fruto de la rebeldía de tu pasado,irradiar energía como un suspiro latente del ahíto corazón en llamas, deseante de un cambio profundo, de un querer ser, no por lo que otros te han impuesto, aun menos por lo que has aprendido, dejar tus aprendizajes atrás y partir de cero, como si llegaras recién al mundo, para disfrutar de tus momentos con el ímpetu de quién se sabe mortal y que por ello, extralimita su espíritu, sueña despierto y lucha contra la imposición del tiempo. El futuro es incierto, no sabemos lo que serán nuestras trastocadas circunstancias, sin embargo, la decisión, el determinismo y la voluntad de vivir tus propias ideas y pensamientos, son el mayor acto arraigado del más puro sentimiento, amar tu propia vida, ése amigos míos, es el mayor acto de rebeldía
.  El mayor…

La esencia de un libro.

La esencia de un libro.
Primera versión: 10 marzo 2010 ------- Versión actualizada: 17 febrero 2018.
Laberintos de ensueño, magia y reencuentro son los libros
Intermitente y fugaz encuentro con nuestro espíritu, con todo lo vivido
Compenetrados con tus entornos, valles de la imaginación
En tus páginas nosotros somos otros, mas no los mismos
Es tu inspiración un canto al alma, un respiro ante esta vida enajenada.

Sabio espejo,  fiel retrato del alma humana, cólmanos de esperanzas
Sumérgenos en tus sutiles cauces, envueltos en efluvios de alcanfor
Esencia de vida,  bríndanos tu compañía
Cubre nuestro rostro con tu sabio manto de emociones 
Efusiones ancestrales, savia natural y rocío de almíbar.

Sensaciones, vivencias son la ausencia del olvido
 Francas, puras, gozosas y bienaventuradas son tus esencias
Amor de mis amores, serás mi amante en las efímeras horas del mañana.

Amar la vida.

Amar la vida.
Primera versión: 10 noviembre 2010 ---- Versión actualizada: 17 febrero 2018.
Tu voz escucho en la hondura de mi piel, naturaleza
Danza ausente de tiempo entre tus brazos la vida, presentimientos
Se abren mis ojos ante tu inmensidad
Torrencialmente deambulan muchedumbres admirando tus cauces
Al  relieve del tacto se consume la tierra húmeda, bajo la calidez del astro rey
Se empalagan  mis sentidos en un sueño mudo de néctares.

Son tuyos mis sueños,  confundidos en caricias y ensoñaciones, carpe diem
Mis labios te arrebatan besos como la complicidad de los amantes
Tragedia de vivir es el ocaso de tu ausencia
Dulzor satisface la agudeza en sutiles aromas florales
Contemplo la belleza de tus ojos, risueñas nubes del cielo
Mi cuerpo exhausto, yace bajo la rosa de colores en tu acuarela primigenia.

Ser peregrino que se abre caminos en tus soledades
Vivir en la sinfonía de los acordes mayores de tu amor
Convertir los embates del  destierro en momentos atemporales
Liberar los prejuiciosy absolv…

Enajenación.

"Enajenación".
Primera versión: 11 mayo  2010 ------- Versión actualizada: 12 febrero 2018
Soledad, oprimes el corazón acuartelado en amarguras
Trágica afrenta de una voz interior presa de sentimientos
Profundidades insondables, apabullante sonoridad es la existencia de tu canto
Abrasas en ráfagas furibundas el delirio de mi cuerpo
Al tiempo fulminas con el hálito fugaz de tu fuego
Aparta de mí tus pétreos hilos de plata.
Sonidos estertóreos consumen mi vida hasta sus últimas raíces, enajenación
Agonizante musicalidad que en mí habitas,
escucha el interior de mi voz adormecida 
Ponzoña silenciosa entre mis venas, asfixiante y tortuosa
¡extínguete!

Agobiante pesadumbre de las interminableshoras
Inconmensurable es el sopor de las lágrimas que vierto por ti
Palabras al viento se desvanecerán en tu memoria
Abyecto martirio que sabe a libertad
Letaníaslúgubres te recordarán mi olvido
Rodéame, abrázame, aléjame, sepárame
Ruines sensaciones de un suspiro obnubilante.

Desilusión.

Desilusión.
Primera versión: 7 noviembre  2010 ------ Versión actualizada:10 febrero 2018
Padecer tormentos,copiosa lluvia en las paredes del alma
Sentir la sangre corrompiendo las venas en la punzante herida del corazón
Olvidar, momentos durmientes en el sepulcral silencio de tu ausencia
Acaricia tu voz como sueños de madrugada, revivir las horas
Ama en su veneno el ruiseñor a la rosa bermellón.

Fidelidad es el espíritu de la amante traición
Es la nochecaos en mis sentidos estragados
Me arrebatas la vida en angustias taciturnas
Mi cuerpo conserva la memoria de tus huellas al tacto de tu piel.

Brasas incandescentes en hogueras encienden rencor
Aniquila el tiempo, ultraja mi vida. Late mi corazón abatido
Acecha a las horas en la fútil desesperanza de la muerte
Desfallecen los segundos en ausencia de tu humanidad
Razón y pasión comulgan al encuentro del amor.
Desterrar de mis pensamientos tu mortalidad 
Vivir siglos de pasiones babilónicas en tu nombre
Soy un viejo continente amando tus delicias, 
Amer…

La realidad no es opción. (Recuperado: 16 febrero 2014).

Escribir sobre la realidad, es algo que he querido hacer desde hace mucho y de cierto modo es algo que se expresa en lo cotidiano, en los actos que realizamos a diario, cuya sumatoria en conjunto producen nuestra propia percepción y visión de mundo, la que varía constantemente de un instante a otro, de una persona a otra, pues la vida no es estática. Nosotros, por ejemplo, estamos en continúo movimiento y dependerá ante todo del prisma a través del cual miremos, para dar cuenta de qué es lo que captamos y a través de qué y cómo.
Son nuestros sentidos los que crean nuestra realidad, la que a veces tiende a convertirse en actos fallidos y por tal, está sujeta a error. Un claro ejemplo también se aprecia a través de nuestra memoria, ya que lo que recordamos configura y reconfigura nuestra creencias, lo que somos y deseamos ser y cómo nos relacionamos con nuestro entorno, relaciones personales y ambiente. 
La fotografía es otra manifestación de la realidad, ya que una imagen, si bien no …

Temor sombrío.

Temor sombrío.

“El amor no prospera en corazones que se amedrentan de las sombras”. William Shakespeare.

Se suicidan los días hacia el final de la jornada al perderse tu presencia

Se visten de solemnes atavíos para esta ceremonia de verte partir

El corazón de los lunes se agita. Es ansiedad  tu inminente llegada

Los martes extienden sus brazos a tu corporeidad infinita que llena el vacío

Son los miércoles la antesala de mis desdichas, la nostalgia de saberte un instante

Los jueves desfallecen en misericordias destempladas en horizontes agónicos de melancolía

Es el mal mentado viernes el inicio del fin del holocausto en que me sumerges

Resplandece la llegada del sábado como crepúsculo que al atardecer se desvanece

El domingo es la muerte inminente de los días consumidos en ausencias

En parsimoniosa quietud yace como estatua marmolada

Es el lirio quebrantado de los jardines del amor.

Pd: Uno de los poemas escritos el año pasado.

José Patricio Chamorro, 28 octubre 2016.
Reedición 18 feb…

Se dirá de mí.

Noches empaparon mis lágrimas de besos y susurros
Guardé la tibieza de tu sexo en mi regazo virginal
Regalé Magnolias en otoño y rosas en invierno por desilusión
Amé la dulzura de tu cuerpo en las caricias de tu piel
El silencio recordará  ensueños en tu desdichado corazón.


En los humedales reconforté tus labios en el reflejo de la mar
Amanecerá el recuerdo en la memoria del mañana
Se dirá de mí que amé tu desnudez entre mis brazos
El polvo que fuimos hablará de nuestra historia al porvenir
Es tu rostro huella de la última palabra de un adiós.
José Patricio Chamorro.
Poesía a la vena.
Chillán, 16 febrero 2018

¿Dónde están los recuerdos?

Primera versión: Diciembre 11, 2009  ---- Versión actualizada: 10 febrero 2018
¿Dónde están los recuerdos?,
¿Dónde ha quedado la esencia de mi existencia?

       Sentir,  amar profanando el pecado original

Querer el olvido, anhelar el pasado, ¿encontrarse?

Utopías vividas en la inocencia de nuestras primeras palabras

Desear un reencuentro, pretender ser libre en precaria felicidad

Alcanzar el haz universal, armonía de las ideas

¡Amargura de vivir!

Aventurémonos, deshechos estarán nuestros huesos al morir.


Nostalgia, despiadada crueldad eres de las horas 
Corroes con filoso brío nuestras entrañas  con tu mortuoria daga 

Apiádate de mi existencia, relegada alma corroída por abyecto animal

Sumergida en soporífero estado en el  infortunio de la carne, ¡te aborrezco!

¿Es vida  tu manto de penumbras?
Nostalgia,  entristecida melancolía del alma, tu tormento es aflicción

No te olvides de quién amor profesa,  sediento de  versos y recuerdos.

Amor antediluviano.

Primera versión: 24 Septiembre 2010 ---- Versión actualizada: 10 febrero 2018
En la hondura de mi cuerpo llevo tu sangre, estampada en versos
Caricias pretéritas despiertan el deseo en los despojos de la carne 

Amar desde el destierro, huir al paraíso perdido de tu humanidad

Degustar el fruto prohibido hasta saciar nuestro apetito primerizo

Desafiar el apocalipsis, destrabar el juicio final en el equinoccio de tu piel.


Recorrer  volcanes en erupción, como tu vientre entre mis manos
Consumirnos en brasas magmáticas en el fraguar de la pasión

El tiempo es vacío en tus pechos multiformes, intangible al tacto de mis labios

Enlazar nuestros sumisos miembros a los jardines del edén


Purificar el deseo en éxtasis y clamores

¡Silencio!


Besar estelas siderales para deleitar el paladar
Amanecer en espera del  rocío, alba virginal de los recuerdos

Desembocar en tu promontorio, amar  tus cauces

Entre tus frugales valles y senderos amar tus paisajes

Escarchado habita el sonoro crujir de tus inviernos


Amores como e…

Reseña literaria "Contigo en la distancia".

Un inesperado accidente arroja bajo las escaleras de su casa a una connotada escritora que pese a sus años mantenía una vitalidad implacable. Vera no era una anciana cansina, por el contrario, su vigor y fortaleza pondrían en tela de juicio lo que ocurrió aquel día en que se sumió en la inconsciencia. “Contigo en la distancia”, novela cuyo relato vertiginoso, se constituye en un vaivén de emociones en una historia, cuya estructura circular enlaza la vida de los protagonistas y personajes que a lo largo de su trama adquieren una personalidad particular, delineada por sus acciones y consecuencias en las que nada volverá a ser igual. 

Todos sin excepción alguna vivirán un antes y un después de la desgracia que precipitó a Vera Sigall. De este modo nos encontramos con un libro cuyos capítulos se desplazan en dos temporalidades distantes, la actual en la que se suceden dos vidas, dos historias en apariencia sin nada en común,  entrecruzan sus caminos a través de la escritora Vera Sigall. Em…

El bolígrafo.

Versión 1
Su risa embargaba la atmósfera de la habitación. Nada cambiaría lo que vieron sus ojos. Ella no tenía la culpa, sin duda la tuvieron ellos. Aún en su demencia ve con claridad la escena. Su hermana y su novio jamás debieron estar allí. Si no hubiese olvidado su bolígrafo en el velador. Nada de esto hubiese ocurrido.
Versión 2
Su risa embarga la habitación del hospital. Aún en su demencia recuerda con claridad la escena. Su hermana y su novio no debieron estar allí. Si no hubiese olvidado su bolígrafo en el velador; la muerte no sería su tortura.

La paranoia y el caos de lo imprevisible. (7 febrero 2014, recuperado)

La paranoia y el caos de lo imprevisible, aquello que escapa a tus manos, a veces me he levantado en la mañana con un pensamiento que me sobresalta, de cómo seguirá el curso del mundo cuando ya no esté y, sin embargo, sigo ahí, viviendo en un mundo tendiente al desorden entrópico, donde como individualidad no me queda más que aceptar con resignación lo que éste me entrega. A .veces exijo mucho del mundo, desde mucho antes que naciera éste ya estaba constituido de una manera y no puedo hacer nada para remediarlo, sólo vivir y, al menos, dentro de lo posible, cumplir mis propias expectativas, atreverme a hacer lo que mi voluntad me dicte, reencontrarme, pero ese sentimiento de no llevar a cabo la empresa propuesta, de caminar a la deriva, deseando algo que la materialidad y nadie más que tú sabes, que no pueden llenar ese vacío existencial, ese desear experiencias límites, vivir otras vidas o aun la tuya propia llevada a exigencias inusitadas. 
Hoy me quedé contemplando a concertistas …

La piel de los amantes.

Tus manos acarician el alma fugitiva, la arrebatan
Son suspiros mis labios cautivos entre tus dedos
Besa mi rostro sereno el placer de tu piel morena
Tu viril regazo en deseo destiende mi estampa domada
Encorva mi silueta sobre el prefijo de tu hombría imponente
A punzadas y cosquilleos nocturnos arremetes mis doloridos miembros
Placer corroe los orificios imperturbables donde tu lengua posó su miel
En estío nocturno tu bravía penetró mi indómita  amazonía
Lujuriosa mi lengua aguardará embriagarse en tu palpitante humanidad.
Chillán, 9 enero 2018

Lluvia chillaneja (5 febrero 2014, recuperado).

Amanecí con el ánimo a intemperie, llueve en mi corazón

Era mi terruño, tierra en estío, empapada en sordo llanto

Versos caían como gotas carrasperas sobre mi ventana

Sonoridad impotente de lagrimal silencio embravecido

Lluvia intermitente interrumpía mi sueño de madrugada

Lluvias de febrero son tus inolvidables huellas

El tiempo marcan como el tictac de un reloj incontrolable

Muerte anuncia misterios, descifra su andar los días

Lluvia, lluvía, luvia, vialul, vialu, alul, ulal, via, aluvia

Cae sincera, acorde con la poesía de verano.

(Poesía de verano, Chillán, 5 febrero 2014).

La caja de Pandora. (5 febrero 2014, recuperado).

La caja de pandora, así he decidido que tendrá por nombre aquella caja que guarda recuerdos de infancia, manuscritos del iniciático viaje de escritor en mis primeros años de infancia y que conserva algunos de los empolvoreados libros que se encontraban en las bolsas en estropicio en el exterior de mi casa. 
En un afán de recuperarlos y evitar su deterioro, fueron a dar a esa caja negra, de colores vívidos en su cubicular forma, una obra de arte en sí misma, donde serán depositados secretos de escritores que inspiraron letras, párrafos, líneas y poemas, en ella, los hay de editoriales añejas, otras más actuales, pero cuyo común denominador es que quién se asome a ella, encontrará intactos los viajes que me llevaron por esos mundos pintorescos. A veces se enontrarán azarosas palabras, lecturas irrepetibles, según el día y el orden en que sean dejados y sacados los textos en ella depositados, su distribución espacial se acomodará a las circunstancias y un día, quizás el último de la hum…

Placer indecoroso.

Recorro tu voz con mi pensamiento sonoro en deseo
Es tu ritmo viril un caminar a cuestas entre sombras
Perderse bajo el umbral, refugio de tu vientre Cálido cuerpo se precipita entre mis devotos dedos
Amar en secreto tus palabras en silencios cotidianos
Recobrar la fé perdida entre la nervadura de tus brazos
Humanidad hecha hombre, pretérito imperfecto bajo nuestros labios
Eres la silueta que sucumbe mi sentir engarfiado de dudas
Confuso estío en el atardecer indecoroso de tu piel.
José Patricio Chamorro
Poesía a la vena.
Chillán, 4 febrero 2018.

Horizontes.

En tus horizontes, sin contorno ni fin me pierdo

Navego sin rumbo en aguas incansables de la memoria

En tu ragazo se regocija mi nombre como nuestro primer encuentro

De punta a cabo recorro tu frágil paraíso colorido

Si he de dormirme,  que sea entre tus azules brazos de eternidad.

José Patricio Chamorro.
Muelle Prat, Valparaíso.
25 enero 2018.

Insomnio.

Soñar infinitos como mar entre tus dedos en arcilla

Sobre noches cautelosas forjar paraísos en vigilia

Acurrucar versos dormidos en sonámbulos poemas

Destrabar la lengua, contemplar sombras vespertinas

Madrugar las horas, capturar un arrebol de poesia

Noctámbulo dormir cubierto de vaporoso estío

Estrellar silencios en azabaches cielos con sabor a ti

Arrebatar un beso a la noche, silueta sideral

Desde júpiter a Neptuno acariciar tu cénit equinoccial.

José Patricio Chamorro
Chillán,  2 febrero 2018.

Presencias.

Acompaña mi cuerpo la soledad de ayer, intransigente memoria

Alucina en espasmos contorneándose de recuerdos mi lengua deseosa

Acaricia en besos náufragos el amor anochecido en menguante luna

Somos polvo cósmico en polos equinocciales del placer

Muerdo el silencio, palpita tu humanidad entre mis dedos contemplativos

Palabras punzantes abren tu vientre dormido sobre escarchadas rosas

Rocío cubre los rostros de amantes tránsidos, fugitivos en selvas amazónicas

Encarnizadas pasiones se refugian en naturalezas muertas

Agonía, sangre y versos se precipitan, diseminados degustan efluvios de amor.

2 febrero 2018, Chillán.
José Patricio Chamorro.