Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 8, 2013

De desilusiones y sueños rotos.

Lágrimas que se desbordan en mi interior Distancias que matan y aniquilan los sentimientos Dicen que en amar no hay engaños, pero sí desilusiones Frustraciones y sueños rotos tras amar intensamente Para entregarse, amarse, sentirse y acariciarse Se necesita tiempo y espacio ¿Qué se ama en la distancia? Ilusiones, versos y palabras eclipsadas El arte de amar es entrega absoluta, es vivencia universal A veces silencios prófugos, a veces gritos estertores No hay que arrepentirse, el pasado es experiencia vivida El presente es un nuevo mañana para reinventarse, reencantarse Atrás quedó el romance, las palabras azuladas y escarlatas Hoy está de moda el sexo expreso y la satisfacción inmediata El amor y los amantes así como llegan, se van El viento, las palabras y los sentimientos, los atraen Basta un respiro, un suspiro y ya se habrán ido.

Tiempo y amor, sentimientos refractarios.

El tiempo se detiene ante mis pensamientos, late en mi pecho Mi corazón palpita incontrolable, bombea a cada instante Los segundos se vuelven horas que refractan incesantes El amor se vuelve un sentimiento refractario, acrisolado El tiempo y el amor fluyen como el agua en el río de la vida La vida es un devenir de momentos y sensaciones Vivencias, sentires, enamoramientos y otras sin razones Cada suspiro, un beso, cada beso, un adiós Hoy y siempre, estarás en mi corazón.

El barco nocturno.

La noche se desvela lumínica, estática e infinita Dos astros atraviesan las nubes del mañana El frío acecha cada parte de mi ser, lo sustrae para sí Me embargan sentimientos profundos, un fuego estatuario Arden intensas llamas en mi pecho, fulgurecen Me enamoro en el ocaso del atardecer, poetizo los espacios Le canto a la vida y a la muerte, también a la soledad Las palabras reverberan en mi mente, me cautivan, te cautivan El barco de los recuerdos permanece frente a mis ojos Me recuerdan tu presencia, hoy siento tu ausencia Pudimos haber vivido juntos una eternidad Hoy sólo son palabras que lanzamos al viento y besos perdidos Me cautivaban tus silencios, tus quiero y tus no quiero Hoy me sumerjo en el recuerdo de tus sueños Consumo páginas de libros en mi memoria Las hago mías, las deshojo como pétalos de rosas Siento cada pensamiento como si fuera mío Lleno mi pecho con lirios y recuerdos del ayer Mañana no habrá rosas, sino violetas Tu cuerpo es como una magnolia, tus pechos son dos cerezas.