Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 17, 2011

Una delicia de obsidiana.

I

Nos enamoramos con prejuicios de obsidiana Tal cual rosa carmesí cedimos a la pasión, Mas cien años de perdón no nos exculparán Del pecado cometido ni Satán nos librará, Pero gozamos del lujuriante pecado capital.
II
Deleitémonos con nuestros amantes cuerpos, Que me saben a melodía de arrabal y a clarosones de jazz Con un toque de almíbar nuestro lecho ha de quedar Y fragancias aterciopeladas afloradas de la mar Han de seducir con sutiles aromas a quien el amor ha de olvidar.
III
Deseo tus palabras, tus sentidos y esencia sin igual Ámame con delirios de cristal y sonetos percutidos Con vibraciones que nos extenúan en cadenciosos besos Que resuenan y resuellan en la tímida intimes del sexo.