Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 23, 2011

Cobardía o La prisión del corazón.

Tus ojos me dicen lo que tu corazón oculta

Tus labios me susurran lo que tu boca calla

Tu piel se eriza en la compañía de mis manos 

 Tú, en cambio te petrificas como témpano de hielo

Tu amor, sin embargo, aumenta a cada instante

Como caluroso fuego de destellos sonoros


Aunque tu cuerpo se aleje y tus sentidos me engañen

Jamás dejarán de respirarme, tocarme, pensarme y amarme

Sólo tu espíritu es cobarde, la lucha contempla de nuestros cuerpos 

Como caballeros medievales se agazapan 

Tal saetas de cupido por amores incumplidos 

Su destino es tal cual el de una rosa bermellón

De colores apasionados, pero aprisionada como tu corazón.