Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

Entre la primavera de Vivaldi y el verano de tu piel.

Hoy te vi y me enamoré perdidamente de ti Hoy te sentí y sensualmente me cautivaste Hoy te toqué y con tus labios me rozaste Hoy como ama el ruiseñor a la rosa me hiciste resurgir Hoy como aves canoras la naturaleza entonó la primavera de Vivaldi Y en el crecento armónico con tus brazos me envolviste.
Mañana será otro día, pero hoy soy nuevamente de ti Tus ojos eran el reflejo de tu alma y me soliviantaban Tus manos eran el camino al éxtasis de la felicidad Tus caricias eran el opio de mi cuerpo Y tus besos el elixir de mi existir.
Me enamoras a cada paso y cada instante Con un gesto, una palabra y un sutil mensaje Me recorres con tu cuerpo desde la punta de mis pies Y penetras el abismo en el que me perdí.

Aplicación conceptual transgenérica y especificidades del género narrativo en el cuento El corazón verde.

En primer lugar, cabe mencionar que este trabajo se remite fundamentalmente al análisis textual y aplicado de los conceptos relativos al género narrativo, sin menospreciar ciertos atisbos que nos pueden ayudar a vislumbrar los aspectos transgenéricos, puesto que éstos también cobran validez en torno al análisis que realizaré en el cuento El corazón verde, de Felisberto Hernández. Respecto al ámbito transgenérico, me basaré en primera instancia en el modelo actancial adoptado por Greimas, de quien tomaré las categorías sujeto v/s objeto, poseyendo ambos en común el rasgo de “deseo”, en tanto el primero busca obtener este fin deseado (teleología) y el segundo es el paciente (perspectiva sintáctica) u objeto del deseo, que a su vez genera a partir de su obtención, posibles beneficios a posteriori, traduciéndose en un bien deseado.

Es así que el protagonista de la historia, cuya tipología de los narradores analizaré posteriormente, se convierte en sujeto que “desea” al anhelar el prendedor…

En la certidumbre de tu deriva.

Entre la certidumbre de tu piel Y la deriva de tus besos me encuentro Desde la fragilidad de mi cuerpo Al dulce sabor a miel que me hace enloquecer En un tono agrio de licores En una sombría noche y en una cálida velada Ahí te conocí, viniste a mí y yo llegué a ti Te esperé y busqué por veinte años Pero al fin alma mía, amor mío, te encontré.
Veinte años de incansable pasión De amarga desilusión, que se trastocan en amor De un sentir a un beso De un anhelo a un pensamiento De una caricia a tu cuerpo Lo que parecía imposible hoy se vuelve amagos sensibles Y posándome en el alféizar de tus sentidos Te digo Yo soy de ti Y Tú de mí.

De la búsqueda individual a la transversalidad de las religiones.

Amarga soledad, creí que me habías abandonado, pero al parecer esta noche has regresado nuevamente, te me presentas grácil y seductora, como la imagen típica de la muerte. No esperaba tu retorno, aunque ése suele ser el camino tal vez de los poetas y su sensibilidad que se extingue a cada instante con los malos tratos de los hombres y sus problemas enajenantes, a veces añoro tu compañía, otras veces la repudio, pero al fin y al cabo, creo que tendré que acostumbrarme a tu permanencia. Sin embargo y, tal vez, paradójicamente, cuando estás a mi lado siento ese toque inspirador e irreflexivo, pues no tengo explicación para ello, donde nace desde lo más interno de mis entrañas, una reflexión y, siguiendo la misma línea, en esta ocasión escribiré una cuya temática es tu esencia misma, vale decir, qué eres en definitivas cuentas, tú, soledad.
Sin desearlo, este escrito ha tenido un desfase temporal, pues lo comencé hace una semana, sin embargo, hoy nuevamente lo continúo, lo cual es una comp…

Géneros Pragmáticos, aspectos transgenéricos y particulares del género narrativo.

Primero que todo, cabe mencionar que en el presente trabajo se desarrollarán los diversos tópicos y temas que circundan a los géneros pragmáticos, aludiendo a aquellos que los caracterizan transversalmente, es decir, de índole supragenérica y que encontramos de modo común en cada uno de ellos, lo que se ha denominado como aspectos transgenéricos, para posteriormente centrarse en aquellos rasgos individuales del género narrativo, pues será éste el que se ahondará eminentemente, analizando sus principales conceptos, para luego emplearlos y aplicarlos en un análisis textual.
Respecto al carácter transgenérico, la primera noción que es menester precisar es aquella que corresponde al mundo representado, específicamente las acciones, las que se referirán desde tres niveles diferentes: (niveles actancial [Souriau-Greimas], secuencial [Brémond] e indicial [Barthes]). En cuanto al primero de ellos, vale decir, el nivel actancial, éste ya había sido tipologizado por algunos autores, entre ellos…