Ir al contenido principal

Entradas

Mi arte poética

Mi arte poética (José Chamorro)

Escribo desde el alma que aniquila la razón y no de sin razones del corazón deseadas Escribo porque nací poeta en una generación postrada en la melancolía Escribo cuando vuelo en la noche oscura de mis pensamientos en ausencia de firmamento Escribo para otros y para olvidarme de mí mismo Escribo en la torre de marfil de mis ilusiones donde el porvenir es incierto Escribo al amanecer cuando cae la noche y renace el ocaso Escribo a sangre fría como un sicario enmudecido de cobardes letanías Escribo con versos de medianoche y resabios del mañana Escribo sobre la vida y la muerte, el amor y la melancolía Escribo bajo la sombra de los poetas muertos y en el túmulo de sus memorias Escribo junto a los poetas vivos de mi tierra que recrean mundos en agonía Escribo al lado de gigantes sentados en hombros de enanos Escribo porque si no hubiera escrito, hubiera muerto, y si muriera habría vivido Porque si no tuviera un lápiz y un papel, estaría tuerto Porque si hallara una promesa de amor, escribiría una y mi…
Entradas recientes

Grito de alevosía.

Cuando mis manos abandonen esta tierra mustia,

La soledad se abra paso breve en sus confines,

El horizonte sea silencio entre los muertos;

Hablaré la lengua de las aves en sordina.


Cuando tu voz sea recuerdo ausente, callaré

Llorarán los sauces en mi pasajera ausencia

Tus labios pronunciarán mi nombre, poesía

 Maldecida mi sangre se vertirá en tu pecho

El rocío será tormento, un grito de alevosía.


Cuando el mañana no despierte mi sentir,

Los lobos despedazarán mis escuálidos huesos,  memoria

Amordazarán mis versos en habla veleidosa

Desgarrarán tus carnes las palabras en otoño

Tu canto anunciará miseria, un grito de alevosía.


José Patricio Chamorro.
Yungay,  región del Biobio.
16 enero 2018.



Poesía sutil.

Raíces endurecidas emergen bajo su sombra


Ego se desvanece por sus ramas florecidas

Entre plumas y piñones están libres, sutiles


Un viento a raudales cobija la memoria


Tiempos pasados cierran sus puertas


Como montañas se erigen pensamientos


En su interior el presente se hace vida


Futuro es eco en campos de poesía.



Poesía sutil.

Cerro negro, Quillón. 6 enero 2018.

Trehualemu.

Inspirar una flor como sol de atardecer


Ser árbol, quebradiza rama sin tiempo


Fértil potrillo en andares y polvaredas


Hacerse tierra en tu sigilo precordillerano


Ave liberta hacia tus confines, florecer


Bajar al cielo como agua en riachuelo


Subir al infinito , sentarse en una estrella


Perderse bosque, enraizar en tus venas.


José Patricio Chamorro.

13 enero 2018.

Sala de espera.

Bajo un puñado de huesos duerme la memoria


Sigilosa, nauseabunda en un hospital de provincia


Un manto de estiércol recubre sus nervaduras


Insalubre la sangre recorre tus mortales venas


Una pupila se dilata y corrompe las cuencas de tus ojos


Lagrimea pudredumbre la espera hospitalaria


Fagocita mortífera el cadáver de tu piel infecta


Olvidados en rincones se consumen los recuerdos, la muerte acecha.



15 enero 2018.

José Patricio Chamorro.
Chillán, hospital Herminda Martin.

El filósofo de la inquietud en movimiento. (14 enero 2014). Recuperado.

El filósofo de la inquietud en movimiento, quizás la palabra precisa para comenzar a relatar la anécdota de un pesonaje que vive en continúo peregrinar, de cada persona que atraviesa nuestra vida se aprende y asimos una nueva experiencia, pues si bien somos capaces de aprehender la interioridad de otro a través del lenguaje, a veces la deriva misma a la que nos llevan nuestras decisiones y libre albedrío, cada decisión juega un papel relevante en nuestro próximo paso a seguir, en el conocer a alguien durante unas horas y comprender que es capaz de introvertirse en nuestro mundo y que la percepción de cada uno, si bien puede ser unívoca, siempre habrá alguien con quien compartirla, independiente en el lugar que nos encontremos, ya que el espacio lo hacen las personas.

La vida, el flujo vital está en una ola de vaivenes, en la singularidad de nuestra percepción, a veces aquella persona llega y aparece de pronto en nuestro campo perceptual dado la sintonía que emitimos al universo, a tr…

El acto colaborativo. (14 enero 2014). Recuperado.

El acto de hacer una actividad en conjunto o individualmente, cuando nos proponemos hacer algo junto a otro, es poner nuestras energías en esa acción, aprender de lo que el otro nos puede enseñar, en un proceso no asimétrico, sino que simbiótico, pues aprendo de otro y el otro aprende de mí, en un aprender haciendo e interactuando, como un acto de canalización de ideas y acciones, de órdenes y funcionalidades, de los tecnicismos que se incorporan en la faena a realizar y cómo éstos se adquieren una vez realizada. El acto mismo es meta-actuación, pues ejecuto una acción que de manera escalonada, conlleva en sí una serie de acciones superpuestas que en su totalidad constituyen el macroacto de aquello que se ha hecho, es un focalizar psinérgico de acciones donde los sentidos se ponen en marcha, para equiparar nuestra concentración y entendimiento en el procedimiento a realizar, de aquello en lo que se centra cada accionar.

El acto de recordar. (13 enero 2014). Recuperado.

Recordar al ser amado:

El acto de recordar a alguien que amamos, una visión, un objeto que simbolice el recuerdo, la estrechez de la relación, aun en la lejanía, en la distancia de los cuerpos, el contemplar una carta, una palabra, el objeto que nos regaló, nos transporta a ese preciso momento, a ese instante en que se unieron nuestros cuerpos, amar es el indisoluble conjunto de experiencias, de momentos que tenían que darse en ese preciso instante, en el reconocimiento mutuo, en conjunción de los sentidos, en la volatilidad del amor que está en el aire, en el deseo descarnado de la figura inasida, del compartir un espacio y tiempo único en nuestras vidas, en hacernos parte de una vida en volandas, con proyecciones y disrrupciones, con continuidades, momentos felices y rupturas del pesar nostálgico de un adiós estertóreo.
Recordar un sueño:
El acto de recordar un sueño, es un proceso mental, de devaneos por escudriñar los abismos de la memoria inconsciente, nuestro propio y particula…