Ir al contenido principal

Entradas

Mi arte poética

Mi arte poética (José Chamorro)

Escribo desde el alma que aniquila la razón y no de sin razones del corazón deseadas Escribo porque nací poeta en una generación postrada en la melancolía Escribo cuando vuelo en la noche oscura de mis pensamientos en ausencia de firmamento Escribo para otros y para olvidarme de mí mismo Escribo en la torre de marfil de mis ilusiones donde el porvenir es incierto Escribo al amanecer cuando cae la noche y renace el ocaso Escribo a sangre fría como un sicario enmudecido de cobardes letanías Escribo con versos de medianoche y resabios del mañana Escribo sobre la vida y la muerte, el amor y la melancolía Escribo bajo la sombra de los poetas muertos y en el túmulo de sus memorias Escribo junto a los poetas vivos de mi tierra que recrean mundos en agonía Escribo al lado de gigantes sentados en hombros de enanos Escribo porque si no hubiera escrito, hubiera muerto, y si muriera habría vivido Porque si no tuviera un lápiz y un papel, estaría tuerto Porque si hallara una promesa de amor, escribiría una y mi…
Entradas recientes

Crucifixión, el calvario de tu partida.

Caminé a la deriva aquella noche, plazas desoladas de amantes afectos, lo inconcluso se hizo carne en promesas de amores que no volverán. Pensaba en la tarde que habíamos compartido, en los planes futuros, en los viajes a ciudades en los que nuestros ojos se posarían como en una postal en sepia. Te amaba, pero lo nuestro era imposible, la decisión ya había sido tomada. Me senté en el banco en el que tu mano se había entrelazado con mis dedos y centré mi mente en aquel preciso instante de un recuerdo fugaz en que te robé un beso. La pasión que inundó el éxtasis de mi cuerpo electrizaba los latidos de mi corazón, palpitaba a mil por hora, te deseaba mientras mis manos tocaban lo prohibido, aquello era nuestro mayor secreto.
            En una ensoñación me dormí y mis ojos se entreabrieron con los rayos del sol. Vi mi reloj de soslayo, las 6:30 de la madrugada. Estaba nuevamente en mi cama, aquella en la que compartimos tantos encuentros furtivos. Solo recordaba que después que te fuist…

Prosas poéticas para amantes primerizos.

A sangre y puño con besos de atardecer clamaba en el firmamento una torrencial lluvia invernal. Nos conocimos como quién se va para no volver, como errar inesperado en el julio de mis recuerdos de infancia. Era tarde, el sol se escondía en el crepúsculo de mis ojos, bajo la sombra de árboles escarchados en la añoranza infinita de las plazoletas donde los amantes furtivos dieron su primer beso. Amores de otro tiempo como fugaces pensamientos en la nostalgia del deseo, en paisajes pictóricos, en acuarelas agrestes y pálidas acariciadas por el terciopelo de tus manos. Las amantes manos que en mis caderas se posaron hasta el arrebatado suspiro de la ingrávida silueta de tu humanidad. Indecorosa desnudez de un alma aprisionada en los ardorosos brazos de una pasión destemplada. Frágil memoria, ausente de la muerte en el correr de las ciudades a destiempo. Así te amé, así me cautivó la  primera vez que tu sonrisa despertó en mí la candidez de un primer amor, éramos dos jóvenes enamorados de …

Pensamientos: Tiempo de escritura. (12 agosto 2013)

"Necesito tiempo para escribir las ideas que bullen en mi mente, mis pensamientos, sensaciones como ser humano en esta tierra que recién empiezo a habitar, tantas historias, relatos que espero crear, cuyo germen está en lo más profundo de la simiente de mi mente, quisiera ahondar en las palabras y poder descifrar enigmas y misterios, que mi entendimiento traspase los muros de los idiomas, el espacio y el tiempo, poder escribir con la sabiduría de los años, entramados absolutos de poética narrativa, que refleje las experiencias de un ser que vivió para contarlas, que se sumergió en la vida humana misma, para contar lo no dicho, lo no visto, decir lo inexpresado, cantar lo inefable, escribir, tan sólo escribir, dando rienda suelta a sus pensamientos, como una máquina a vapor en la plenitud de la juventud. Retratar los espacios de la ciudad, el campo, las estepas, de este Santiago atormentado de un lluvioso día como hoy".
José Patricio Chamorro Jara, Santiago de Chile 12/08/20…

La vida, cada día una oportunidad para ser feliz.

La vida, cada día una oportunidad para ser feliz.

Cada día es una nueva oportunidad para retomar rumbos o escoger seguir recorriendo otros. Cada momento y circunstancia tiene su razón de ser, al fin de cuentas la vida realmente merece ser vivida como un regalo,  una instancia en la que puedes fallar mil veces y volverte a levantar,  en la que puedes respirar un nuevo aire, sentir y volver a enamorarte. La vida es un torbellino de ensueño,  una añoranza, pero sobretodo un lugar para ser feliz. 
No debemos desperdiciar estos frágiles instantes de la existencia y aun las trivialidades tienen su encanto. La vida, es sin duda asombro, deslumbramiento y si perdemos esa magia es porque realmente necesitamos replantear el sentido de lo que somos y hacemos. Vivir es eso y mucho más,    es la memoria del trazo que tú elegiste dar.
Desprenderse, no atarse al pasado, vivir el presente y no cuestionar el futuro es la armónica sinfonía de un acto de rebeldía ante un sistema que se olvida del valor…

Las letras son mi pasión de vida. (10 agosto 2014).

Ojalá se pudiese girar la manivela del tiempo hacia atrás, regresar el tiempo transcurrido y convertirlo en tiempo recobrado. Para quién se sabe escritor, amante de la vida y viajero del alma, los años transcurren como una inexorable promesa no cumplida. 
Se avecinan cambios, lo presiento, aunque hasta ahora, en estos veintitrés años, cada cambio suele ser para mejor y cada cual más inesperado que el anterior, llevo conmigo más de aquello con lo que me vine, llevo cinco años viviendo relativamente solo, pues siempre he estado acompañado y he recibido mucho apoyo y energías de muchas personas en mi vida, sin embargo, la vida es un peregrinaje, un partir y mirar siempre hacia adelante, desapegarse a ratos de lo material, para alcanzar otras cosas a las que les atribuimos otro valor, quizás más simbólico, sentimental, emocional y hasta visceral.
No me da miedo la vida, no obstante, me causa pavor no saber qué vendrá, cómo reaccionaré y qué haré el resto de mi existencia, quizás poco lo …

Reencantos de juventud, ad portas de 26 años de vida.

¿Qué es el tiempo y su paso por esta vida sino estelas del errante caminar? La vida no son los años a cuestas, ni los pasos andados y desandados cronométricamente como reloj de arena, sino la certeza de haber vivido, de haber elegido caminos, desviado el rumbo, equívocos prematuros, aciertos a destiempo, imágenes de experiencias junto a las huellas de otras almas, aquellas que sin duda llamamos amigos. Para quién hace de la escritura su oficio, escribir unas líneas es un laberinto de vicisitudes, así como la vida que en sus múltiples encrucijadas acorta nuestro andar y pronto debemos buscar otras salidas. Vivir es un arte, una correspondencia de misivas a quiénes una vez estuvieron y ya no están, a aquellos cuyas distancias físicas nos separan imprevisiblemente, pero que más temprano que tarde nos volverán a acompañar.
Las experiencias van y vienen como las estaciones del año que se suceden una tras otra, dictaminando la sentencia de un nuevo año que llega y otro que se fue. La esper…

Análisis Poesía Inconclusa de Jorge Cid.

El poemario que ha llegado a mis manos, pese a su nombre “Poesía inconclusa”, es un todo acabado en sí mismo que cobra vida propia a través de las letras y sentimientos, en palabras del autor: “La poesía nunca concluye, siempre está expresando una respuesta. El lector construye sus propios significados”. En efecto, el lector construye sentidos, le da vida a los textos. ¿Acaso podría existir la literatura sin lectores? En él encontramos poemas tan certeros tales como “No sé nada”, donde irremediablemente se me vienen a la mente frases célebres como la de Sócrates en su “sólo sé que nada sé”, con el que daba luces sobre su sabiduría al reconocer su propia ignorancia o como en el caso de Jorge Matamala, sobre su lucidez y compromiso con la sociedad en la que le toca vivir. También destacan poemas como “Caída de la noche I y II”, cuyas personificaciones y sinestesias nos embargan nuestro sentir en múltiples emociones.
            Entre las temáticas más reveladoras que aborda la poesía de …