Ir al contenido principal

Entradas

Mi arte poética

Mi arte poética (José Chamorro)

Escribo desde el alma que aniquila la razón y no de sin razones del corazón deseadas Escribo porque nací poeta en una generación postrada en la melancolía Escribo cuando vuelo en la noche oscura de mis pensamientos en ausencia de firmamento Escribo para otros y para olvidarme de mí mismo Escribo en la torre de marfil de mis ilusiones donde el porvenir es incierto Escribo al amanecer cuando cae la noche y renace el ocaso Escribo a sangre fría como un sicario enmudecido de cobardes letanías Escribo con versos de medianoche y resabios del mañana Escribo sobre la vida y la muerte, el amor y la melancolía Escribo bajo la sombra de los poetas muertos y en el túmulo de sus memorias Escribo junto a los poetas vivos de mi tierra que recrean mundos en agonía Escribo al lado de gigantes sentados en hombros de enanos Escribo porque si no hubiera escrito, hubiera muerto, y si muriera habría vivido Porque si no tuviera un lápiz y un papel, estaría tuerto Porque si hallara una promesa de amor, escribiría una y mi…
Entradas recientes

Éxtasis.

En sus días de olvido la vida es breve
Se escurren fugaces y placenteras las horas
Extrañar es una certera declaración de amor
Sentir la lejanía y rozar los recuerdos
Infinita es la distancia inseparable de los cuerpos
Cobarde el corazón que insinúa sentimientos
Profana los momentos tu boca fugitiva
Resuenan misteriosas las aguas del paraíso. 


Besos prófugos como amantes nocturnos
Amo tus silencios, la melodía de tu piel
Te deseo, te acaricio en sueños diurnos de madrugada
Eres el espejo del romántico encuentro
La imagen delineada de amorosos suspiros
Tu humanidad es éxtasis místico.

Tu palabra es cadencia sonora
Ingrávida promesa de amor incumplida
Pensamientos, risas y memorias
La escritura es verso ensangrentado
Pasión mordaz en el pecado de la carne.
     8 octubre 2017, Chillán.      José Patricio Chamorro.

Capullos en flor. (Poema completo)

Capullos en flor. (Poema completo)

Las nubes deambulan como tu silueta entre mis dedos
Nuestras manos acarician el rocío 
Penetran los sentidos los aromos perfumados
Canto la alegría, lloro la tristeza de los días
Melancolía es el sentir que nos invade
Es Noche el dulzor que degusta tu boca
Abre primavera tus capullos en flor.


Los nubarrones pueblan tu rostro sereno
Frágil es ante la intemperie del pensamiento ausente
Perturbadora mirada es la soledad que nos aguarda
Tus ojos esperan en cómplices silencios
El color de las rosas palidece en monocromías
Octubre es el mes de los callados besos
Amantes nocturnos ocultan su deseo en primavera
Se abren en flor los capullos rojos.


En vals danzan pétalos deshojados
Se abren y cierran como en éxtasis tu cuerpo
Pasmosas catarsis provocan en la tierra
Sinuosas curvas agrietan los torreones

Cataclismos estertóreos rozan tu piel

 Inundan los valles tormentas de pasión
Pétalos caen de los capullos en flor.

José Patricio Chamorro, Chillán, 7 octubr…

Pétalos en vals.

En vals danzan pétalos deshojados
Se abren y cierran como en éxtasis tu cuerpo
Pasmosas catarsis provocan en la tierra 
Sinuosas curvas agrietan los torreones
Cataclismos estertóreos rozan tu piel
 Inundan los valles tormentas de pasión
Pétalos caen de los capullos en flor.

José Patricio Chamorro, Chillán, 7 octubre 2017.

Nubarrones de primavera.

Los nubarrones pueblan tu rostro sereno
Frágil es ante la intemperie del pensamiento ausente
Perturbadora mirada es la soledad que nos aguarda
Tus ojos esperan en cómplices silencios
El color de las rosas palidece en monocromías
Octubre es el mes de los callados besos
Amantes nocturnos ocultan su deseo en primavera
Se abren en flor los capullos rojos.

Capullos en flor.

Las nubes deambulan como tu silueta entre mis dedos
Nuestras manos acarician el rocío 
Penetran los sentidos los aromos perfumados
Canto la alegría, lloro la tristeza de los días
Melancolía es el sentir que nos invade
Es Noche el dulzor que degusta tu boca
Abre primavera tus capullos en flor.

José Patricio Chamorro, Chillán, 7 octubre 2017.

Hilos invisibles.

“Recordé lo que tú decías. Que al pronunciar un nombre, unos hilos invisibles nos unen a la persona que nombramos”.

     Contigo a la distancia, Carla Guelfenbein. P. 159.
Me lo repetí tres veces, hasta grabarlo a fuego en la memoria. La primera vez tu nombre me pareció un antojadizo recuerdo de amores del pasado. Mi gran amor de adolescencia llevaba tu nombre. Habían pasado nueve años desde que no experimentaba el mismo sentimiento. La segunda vez fue cuando me esperabas en el terminal de la ciudad que años después nos cobijaría en nuestros romances de juventud. Aquella mañana caí en tus brazos para perderme en ellos y no volver. Ese día comprendí que ya nada sería igual, que nuestras vidas habían tomado un derrotero que entrecruzaría hasta el último de nuestros alientos los insondables caminos del destino. Lo nuestro estaba escrito y ambos sabíamos en la oscuridad de nuestro sentir más oculto, que nos amábamos a la distancia.
La tercera vez fue de improviso. Intempestivamente me s…

El último adiós del olvido. (Reedición)

El palpitar de las hojas otoñales nos cautiva Con cautelosa parsimonia caen, se mueven y agitan Al son de nuestras pisadas se alejan etéreamente Tal nuestras emociones se han encontrado Volando grácilmente como águilas furtivas.
Vuelves como el viento, Tu inconstante ausencia aguardo Como clepsidra nuestro tiempo se esfuma gota a gota Transcurridos los minutos se tornan horas Las horas, días en ausencia  Los días, años de soledad Son la juventud perdida y desvanecida de los años Férrea voluntad reserva el corazón.
Recuerdos, evocación  La vida es la muerte que no nos pertenece La muerte amarga, escuálida, se extingue Es la pérfida agonía del día.
Espíritus seniles proclaman su naciente amor Amor como fénix renace propagando sus ígneas llamas Resucita en cenizas ante desdichas nocturnas   A quién ha perdido el canto rejuvenece su llegada Corazones enamorados padecen la muerte de un adiós Desesperación es saber que no volveré a oír tu voz.
Reedición, Chillán 5 octubre 2017.