Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 4, 2013

La agonía del pensamiento.

La sociedad, temible embustera colisiona con el tiempo Lenta y fulminante se convulsiona sobre sí misma ¿Acaso el pensamiento individual es más triste que la agonía? Desfallecer en el intento como quién ha perdido atisbos de memoria Agonizar en la infinitud de los espacios y el tiempo perdido Como una anciana cabizbaja que cruza la avenida de su infancia Vivir y repetir el proceso de la inconsciencia acallada de silencios Vivir la soledad aquejada de la propia existencia Repasar mentalmente los nombres de calles y avenidas; Cruzar a paso lento intuyendo y repasando los nombres de la vida Vidas individuales, nombres etéreos que se desvanecen en el aire Nombres que marcaron mi infancia, que me hicieron ser Soy por quiénes se cruzaron en mi camino en la individualidad de sus destinos Ser la amalgama de pensamientos frustrados arrinconados en la memoria Experiencias irrepetibles, vivenciadas en la sensibilidad de un alma libre.
José Patricio Chamorro, 4 Agosto 2013, Santiago de Chile, Poesía a la vena. …

Voluntades aniquiladas.

Frías convencionalidades subvertidas por el individualismo Vivir es someterse a la apática voluntad de otro, desterrarse de sí La sanguinolenta amistad acechada por la nostalgia es destempladamente fría Olvidarse de sí, ceder a la monotonía intransigente de la cómplice mirada La inconfundible y etérea individualidad se desvanece Es la ajena transitoriedad de los otros, del temor involuntario De una reacción en cadena, sedienta de estertóreas melancolías Nacer para morir, como quién dicta de memoria un proverbio inmemorial Experiencias acumuladas como desechos fibrinosos Amar, emborracharse de pasión, morir en el intento La vida se desvanece en los respiros culminantes de la agonía Experiencias superpuestas de silencios estridentales Confusión, anonimato de identidades, perderse en el olvido humillante Pensar en aquél que comparte tu mundo, es idealización espejeante  Proyección del sí mismo, aniquilador de voluntades.

José Patricio Chamorro, 3 Agosto 2013, Santiago de Chile, Poesía a la vena.