Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero 6, 2018

La paranoia y el caos de lo imprevisible. (7 febrero 2014, recuperado)

La paranoia y el caos de lo imprevisible, aquello que escapa a tus manos, a veces me he levantado en la mañana con un pensamiento que me sobresalta, de cómo seguirá el curso del mundo cuando ya no esté y, sin embargo, sigo ahí, viviendo en un mundo tendiente al desorden entrópico, donde como individualidad no me queda más que aceptar con resignación lo que éste me entrega. A .veces exijo mucho del mundo, desde mucho antes que naciera éste ya estaba constituido de una manera y no puedo hacer nada para remediarlo, sólo vivir y, al menos, dentro de lo posible, cumplir mis propias expectativas, atreverme a hacer lo que mi voluntad me dicte, reencontrarme, pero ese sentimiento de no llevar a cabo la empresa propuesta, de caminar a la deriva, deseando algo que la materialidad y nadie más que tú sabes, que no pueden llenar ese vacío existencial, ese desear experiencias límites, vivir otras vidas o aun la tuya propia llevada a exigencias inusitadas. 
Hoy me quedé contemplando a concertistas …

La piel de los amantes.

Tus manos acarician el alma fugitiva, la arrebatan
Son suspiros mis labios cautivos entre tus dedos
Besa mi rostro sereno el placer de tu piel morena
Tu viril regazo en deseo destiende mi estampa domada
Encorva mi silueta sobre el prefijo de tu hombría imponente
A punzadas y cosquilleos nocturnos arremetes mis doloridos miembros
Placer corroe los orificios imperturbables donde tu lengua posó su miel
En estío nocturno tu bravía penetró mi indómita  amazonía
Lujuriosa mi lengua aguardará embriagarse en tu palpitante humanidad.
Chillán, 9 enero 2018