sábado, 15 de diciembre de 2012

Experiencia en el hospital militar.



Los militares y quienes ejercen esa labor, si bien no en su generalidad, pero sí gran número de ellos se jactan en su tan sola presencia al sentir la investidura que constituye su uniforme, basta ver su disposición, caminar, forma de mirar y se podrá intuir su personalidad, lo que piensan o más bien cómo han sido programados a ser. Hombres de alta estampa y andar altivo, con propiedad y seguridad en sí mismos, por ello nuevamente me pregunto por ese afán intrínseco del ser humano de poseer poder, de querer ser más que los otros, pero claro, son tan sólo pretensiones, pues al fin y al cabo todos somos humanos, independiente de nuestra labor u oficio, el hecho mismo de vivir en sociedad, deviene en que todo individuo es fundamental para la plena convivencia. Al mismo tiempo estar en un hospital como éste da cuenta  aún de una clara división social y del clasismo que inclusive en el auge del siglo XXI en lo que podríamos denominar un país en vías de desarrollo, aún se sigue gestando, pues  no cualquier ciudadano tiene acceso, sino que es preciso pertenecer a esta “noble” institución, ya sea por filiación o por el simple hecho de haber ejercido un servicio a través del trabajo mismo de toda una vida, pero como en todo orden de cosas en la vida, siempre existirá ese afán de pertenencia a una comunidad o grupo social.

Ideal de academia.




El mundo de la academia;
Es un claustro a la imaginación
Es un cuartel de roces, pellejerías y malas intenciones
Es un lugar para coartar libertades,
Es una competencia descarnada
La timidez rodea a la academia, no se atreven a nada
El miedo los embarga y el poder los mata
El afán de poder, estiércol de miseria, sobresale a cada momento
El silencio abunda, no así las palabras y decretos
Se creen seres superiores, inteligentes y hasta nobles
Apellidos, títulos y reconocimientos, ¿qué son?
Temores a la soledad, a la miseria y el aburrimiento.

La muerte del capitalismo.




Crisis social y mal del siglo, endeudamiento
Créditos hipotecarios a la carta, degústalos todos
Casas medias, medias casas, mediasaguas y ABC1
Todos se endeudan, en Chile, en España y Europa
Trabajos de medio tiempo y a tiempo completo
Todos son iguales, sueldos mínimos y explotamientos
Eternizantes y esclavizantes horarios de trabajo
Te sacrificas una vida y terminas debiéndole a un banco
Ésa es la realidad del siglo XXI,
Capitalismo que te corrompe hasta las entrañas
Te usurpa las manos y te somete la mente
¿Al fin del camino, qué nos espera? La muerte.

Temor a la muerte.



Miedos rotundos rodean mi ser
Estados mentales alterados de consciencia
La mente es un abismo de recuerdos y memorias
La muerte a veces está a la vuelta de la esquina
Tememos lo desconocido,
Fantasmas espectrales que anulan los sentidos
La muerte es temerle a la soledad
La soledad es el término de tu vida, la aniquila
La sin razón es la esencia del desequilibrio
La inarmonía es la agonía del silencio
No dejes que el tiempo abisme los momentos
Sólo haz fluir tus pensamientos y
Siente los placeres del cuerpo.

Garcia marquez

Loading...

Julio cortazar

Loading...

Michelangelo Art

Salvador Dali Art

Yann Tiersen, Amelie.

Loading...

Distintivo: Participación activa en comunidad de Letras Kiltras.