Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 24, 2018

La escritura cómo acto social.

Siempre he considerado que la escritura es un acto de permeabilidad o exteriorización ideal para expresar nuestras emociones. Por ello, procuro promoverla a diario. En ella se da cuenta no solo de nuestra experiencia y visión de mundo, sino que nuestra forma de interactuar con la realidad.
No son pocas las veces en que me he emocionado leyendo los textos escritos por estudiantes. Quizás no siempre se dan cuenta de cuánto de lo que vivimos se plasma en ellos.
Hoy,  les planteé la escritura de un tema libre,  pero que diera cuenta de una adecuada coherencia y cohesión. Más allá de lo.formal, me sorprendió la capacidad reflexiva de ellos, así como de su entorno social,  el que no pocas veces es desfavorable,  tal como la delincuencia,  la pobreza y la drogadicción; hechos concretos que quisiéramos cambiar, sin embargo, es lo que muchos viven a diario.
Una vez más siento que la educación es más prioritaria que nunca, si bien no es la única herramienta, gracias a ella podemos guiar y ay…

Copiapó, capital del realismo mágico.

Copiapó desde que llegué me ha parecido una ciudad con sabor a realismo mágico. Sus plazas,  sus calles,  su patrimonio y su gente. Caminando viví tres extraños momentos a menos de media cuadra. En la plaza a un costado se encontraban un grupo de evangélicos en actitud salvífica y, al otro un grupo de carabineros guiados a ser gente de bien,  a quiénes su teniente daba instrucciones de lo que se esperaba de ellos como institución y cumplir con su deber.
Finalmente, en la vereda del frente dos amigos con una seriedad muy propia de los intelectuales decimonónicos,  discutían sobre la importancia de la filosofía y su necesidad,más que nunca en nuestros días.
Después de todo,  el mundo se ha construido de buenas intenciones. Más que mal, la mano del hombre o la mano divina más de un cambio han de lograr.
23 octubre 2018.