Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 3, 2013

La curiosidad de los amantes.

La practica hace al maestro, el amor, como la vida misma, no debe tomarse a la ligera, hay que disfrutarlo por sobretodo, poner en practica los principios inmemoriales. Cada persona es un universo a descubrir, las cadencias de la voz, las pausas y ritmos acompasados de los cuerpos, la tranquilidad de dos personas sincronizadas en el acto amatorio, en el atreverse a vivir plenamente los instantes, aquellos que son irrenunciables, consistentes en sí mismos, pero que como el polvo, se desvanecen en el aire. Hay una primera vez para todo en la vida, pero siempre podemos aprender a reencantarnos con nosotros mismos, con nuestros gustos y placeres. Registro en mi memoria, la primera vez en que nos vimos, ese segundo que me miraste con curiosidad y yo atentamente te escuchaba, me ponía nervioso en tu presencia, no podía negar la atracción que me producías, tu cuerpo, tu figura, tu tan sola presencia, tu cercanía, ese estar ahí a mi lado. Yo te escuchaba atentamente las primeras noches que co…

La lectura de tus ojos.

Tu mirada me habla encendiendo mis solitarios días por la mañana

Tu cuerpo me pide un aliento silencioso, un beso de medianoche

Deseas que recorra tu cuerpo desde la punta de tus labios, hasta la incertidumbre de tus pies

Te veo y me enamoras a cada instante, sensaciones encontradas,

Ámame como si no hubiese un mañana, escucha mis latidos, deseémonos amor mío

Crucemos la voluntad férrea de nuestros cuerpos inventariados de recuerdos

Que esa noche en la que entregamos nuestros cuerpos, sea el principio de nuestro enamoramientoplacentero
Quiero que palpes mis manos que serpentean en los intersticios de tu cuerpo

Extáseame en las letanías de una erótica descarnada

Plasma la energía de tu vitalidad ensimismada en mis miembros furibundos

Orgásmicos placeres desenvolveremos en tu cama encriptada

Eres tu humanidad de intrigas lúdicas en mis deseos más profundos.
José Patricio Chamorro, 03/10/2013, Santiago de Chile, Ñuñoa.