Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2018

Entrañas.

Abrasados en memoria, amordaza recuerdos tu piel

El sufrimiento acobardado es nostalgia ensimismada

Noche fugitiva te duermes en el regazo de un mal de ojo

Abren tus siluetas garfios monstruosos de la muerte hecha hombre

Silencios inauditos claman dolor de parto en hembra mártir

Resuenan sus caderas maldecidas por el miedo insomne

Hijos no nacidos desfilan en un charco de sangre

Miseria,  pudredumbre de hojarasca arremete versos encriptados

Purgar, verter tu corporeidad en tu ventrículo desnudo de carnes

Amas como ponzoña aguijonante derramada en tu matriz virginal

Deseas poesía como posesa encarnación de un embrión imaginario.

PD: Por todos los hijos no nacidos, muertos desde las entrañas.

José Patricio Chamorro
Poesía a la vena.

31 enero 2018

Misterios de un poeta: El lugar de la imaginación. (29 enero 2014, recuperado).

Misterios de un poeta: El lugar de la imaginación.

(Creación literaria del 29 enero 2014)

Como buen caminante y andante por tierras impensadas, con rumbos itinerantes y siempre abierto al diálogo, como la cornucopia de la abundancia, el joven de ideales quijotescos y siempre bien pensados, va junto a su bolso. Lo acarrea bajo el brazo o en su espalda, atado cual espada medieval de un caballero andante engrandece su camino por los cotidianos artefactos que obtiene de aquel impenetrable arminículo, un bolso negro, del más profundo averno, del que siempre al poner o introducir tu mano en él, obtendrás una reliquia inesperada. Algunas veces frases hechas y deshechas con una letra ininteligible, cual piedra de roseta sería necesario tener para descifrar aquellos enigmas.
 En otras ocasiones, la imaginación de quién lleva esos objetos como una cruz que apuntala sus días, brota instantánea y febril con alguna lectura de uno de los cientos de libros que en alguna oportunidad han sido guardad…

Soneto de la desilusión de amor. (22 enero 2016, recuperado).

Soneto de la desilusión de amor.

Mi amor por ti  desespera cándido
Sin ti mi vida, muerte existiría
Olvídame, llévate tus egolatrías
Permanezco de pie  impávido

Te fuiste dejándome olvidado
Desahuciado está mi corazón
Por tu partida repentina sin son
Mi razón es un latir azorado

A la espera de tus besos apasionados
De ilusión hasta hoy perdido fui
Me encuentro sin sabor entristecido

Mi canción por ti amor, desespera
Pérfido amor, ya no estás a mi lado
La nostalgia será mi compañera

Pd: Autor:  José Patricio Chamorro Jara
(Recién escrito, sujeto a modificaciones).

Hacia el camino.

Soltar, desapegarse de lo material y los logros terrenales es necesario para avanzar,  para crear sin limitaciones y reinventarse. La vida nos pone desafíos constantes en los que a veces debemos partir de cero,  rehacernos y enfrentar nuevas circunstancias,  cambiar de ambientes,  lugares y personas para buscar nuestra propia felicidad.
La búsqueda puede iniciarse en cualquier momento y circunstancia, aunque no lleguemos al final, la experiencia adquirida en el camino es lo que vale, atreverse a avanzar sin rotreceder, siempre hacia adelante, sin detenerse.

Domingo día del señor. (19 enero 2014). Recuperado.

Domingo día del señor, así partió la itinerante tarde junto al filósofo de la inquietud en movimiento, cuestionándonos un tanto la angustia existencial  de dos seres que por esas casualidades intrínsecas de la vida, se topan en un momento oportuno a recorrer las distintas calles de una ciudad tantas veces recorridas, con nuevos rumbos y a veces hasta donde los lleve el viento, proyectándose hacia un futuro, pero movidos por el presente, en el aquí y en el ahora, en las meditaciones furibundas, en los refugios de la mirada y del pensamiento, en un diálogo constante de autores y temas a seguir, de itinerantes contextos, relatos y biografías de escritores, filósofos, lingüistas, un recorrido mental e itinerario histórico por una fechación y exactitud en la búsqueda temporal, que es caer en el relativismo de la memoria, en los recuerdos truncados y en las posibilidades inconclusas de aquello que pudo haber sido, pero que se truncó en el camino de una decisión que dio paso a otra nueva se…

El acto de recrear realidades. (17 enero 2014). Recuperado.

El acto de recrear la realidad, pues ésta no es estática, está en continúo movimiento, a veces nos parece que estamos sujetos a nuestros propios designios y pensamientos, pero en cada lugar al que accedemos, en cada nuevo rostro que atisbamos, en cada palabra que empleamos, la rehacemos, volvemos a vivir, mil y un instantes, así como el espacio lo hacemos nosotros, la realidad también es moldeada, a veces por lo que decimos, otras por lo que vemos, incluso por lo que percibimos, personas, objetos, situaciones, momentos, paredes, paisajes, imágenes, cuadros, en fin, la realidad es múltiple y lo transitorio es el peregrinar de historias, de cuerpos transhumantes que buscan nuevos lugares por recorrer, auroras que contemplar, libros por leer.

El ir y venir de la memoria. (18 enero 2014). Recuperado.

La memoria, cada día se rehace, es una superposición de recuerdos, de momentos y como todo es un fluir constante y nada es estático, ese ir y venir, se traduce en experiencias recordadas, vividas, escritas, de lo que hacemos y no alcanzamos a hacer, de lo que otros comparten con nosotros, de arrepentimientos, de silencios, de energías, de dar, ceder y quitar, de actos voluntarios e involuntarios, de mentiras y verdades, de sensaciones no resueltas, de lo que creímos haber hecho y de lo que no recordamos con exactitud o aquello que conservamos hasta el más mínimo detalle en nuestra memoria.
Dado que se ha convertido en nuestro mayor tesoro,  es lo que decidimos tener como propio, que pese al tiempo y cómo éste altera todo, ahí está, como si lo hubiésemos vivido ayer o hace algunas horas. Entre más tiempo vamos viviendo, los recuerdos, lo visto, lo dicho y lo vivido, se confunden con mayor ahínco, se entremezclan personas, rostros, adioses, palabras y sentimientos, una sinfonía que est…

Grito de alevosía.

Cuando mis manos abandonen esta tierra mustia,

La soledad se abra paso breve en sus confines,

El horizonte sea silencio entre los muertos;

Hablaré la lengua de las aves en sordina.


Cuando tu voz sea recuerdo ausente, callaré

Llorarán los sauces en mi pasajera ausencia

Tus labios pronunciarán mi nombre, poesía

 Maldecida mi sangre se vertirá en tu pecho

El rocío será tormento, un grito de alevosía.


Cuando el mañana no despierte mi sentir,

Los lobos despedazarán mis escuálidos huesos,  memoria

Amordazarán mis versos en habla veleidosa

Desgarrarán tus carnes las palabras en otoño

Tu canto anunciará miseria, un grito de alevosía.


José Patricio Chamorro.
Yungay,  región del Biobio.
16 enero 2018.



Poesía sutil.

Raíces endurecidas emergen bajo su sombra


Ego se desvanece por sus ramas florecidas

Entre plumas y piñones están libres, sutiles


Un viento a raudales cobija la memoria


Tiempos pasados cierran sus puertas


Como montañas se erigen pensamientos


En su interior el presente se hace vida


Futuro es eco en campos de poesía.



Poesía sutil.

Cerro negro, Quillón. 6 enero 2018.

Trehualemu.

Inspirar una flor como sol de atardecer


Ser árbol, quebradiza rama sin tiempo


Fértil potrillo en andares y polvaredas


Hacerse tierra en tu sigilo precordillerano


Ave liberta hacia tus confines, florecer


Bajar al cielo como agua en riachuelo


Subir al infinito , sentarse en una estrella


Perderse bosque, enraizar en tus venas.


José Patricio Chamorro.

13 enero 2018.

Sala de espera.

Bajo un puñado de huesos duerme la memoria


Sigilosa, nauseabunda en un hospital de provincia


Un manto de estiércol recubre sus nervaduras


Insalubre la sangre recorre tus mortales venas


Una pupila se dilata y corrompe las cuencas de tus ojos


Lagrimea pudredumbre la espera hospitalaria


Fagocita mortífera el cadáver de tu piel infecta


Olvidados en rincones se consumen los recuerdos, la muerte acecha.



15 enero 2018.

José Patricio Chamorro.
Chillán, hospital Herminda Martin.

El filósofo de la inquietud en movimiento. (14 enero 2014). Recuperado.

El filósofo de la inquietud en movimiento, quizás la palabra precisa para comenzar a relatar la anécdota de un pesonaje que vive en continúo peregrinar, de cada persona que atraviesa nuestra vida se aprende y asimos una nueva experiencia, pues si bien somos capaces de aprehender la interioridad de otro a través del lenguaje, a veces la deriva misma a la que nos llevan nuestras decisiones y libre albedrío, cada decisión juega un papel relevante en nuestro próximo paso a seguir, en el conocer a alguien durante unas horas y comprender que es capaz de introvertirse en nuestro mundo y que la percepción de cada uno, si bien puede ser unívoca, siempre habrá alguien con quien compartirla, independiente en el lugar que nos encontremos, ya que el espacio lo hacen las personas.

La vida, el flujo vital está en una ola de vaivenes, en la singularidad de nuestra percepción, a veces aquella persona llega y aparece de pronto en nuestro campo perceptual dado la sintonía que emitimos al universo, a tr…

El acto colaborativo. (14 enero 2014). Recuperado.

El acto de hacer una actividad en conjunto o individualmente, cuando nos proponemos hacer algo junto a otro, es poner nuestras energías en esa acción, aprender de lo que el otro nos puede enseñar, en un proceso no asimétrico, sino que simbiótico, pues aprendo de otro y el otro aprende de mí, en un aprender haciendo e interactuando, como un acto de canalización de ideas y acciones, de órdenes y funcionalidades, de los tecnicismos que se incorporan en la faena a realizar y cómo éstos se adquieren una vez realizada. El acto mismo es meta-actuación, pues ejecuto una acción que de manera escalonada, conlleva en sí una serie de acciones superpuestas que en su totalidad constituyen el macroacto de aquello que se ha hecho, es un focalizar psinérgico de acciones donde los sentidos se ponen en marcha, para equiparar nuestra concentración y entendimiento en el procedimiento a realizar, de aquello en lo que se centra cada accionar.

El acto de recordar. (13 enero 2014). Recuperado.

Recordar al ser amado:

El acto de recordar a alguien que amamos, una visión, un objeto que simbolice el recuerdo, la estrechez de la relación, aun en la lejanía, en la distancia de los cuerpos, el contemplar una carta, una palabra, el objeto que nos regaló, nos transporta a ese preciso momento, a ese instante en que se unieron nuestros cuerpos, amar es el indisoluble conjunto de experiencias, de momentos que tenían que darse en ese preciso instante, en el reconocimiento mutuo, en conjunción de los sentidos, en la volatilidad del amor que está en el aire, en el deseo descarnado de la figura inasida, del compartir un espacio y tiempo único en nuestras vidas, en hacernos parte de una vida en volandas, con proyecciones y disrrupciones, con continuidades, momentos felices y rupturas del pesar nostálgico de un adiós estertóreo.
Recordar un sueño:
El acto de recordar un sueño, es un proceso mental, de devaneos por escudriñar los abismos de la memoria inconsciente, nuestro propio y particula…

El acto de transformar. (13 enero 2014). Recuperado.

El acto de transformar los espacios, es dejar el pasado vivido atrás, la huella de los días de nuestra existencia, el calendario y sus hoja alicaídas, por un nuevo lugar en el cual habitar, donde se renuncia a lo vivido, para comenzar una nueva etapa, reinventarte, replantearte y empezar un nuevo proyecto, así como un año se ha ido, es el comienzo de otro ciclo y expectativas para compartir, para crear un camino, para abrir ventanas a un nuevo tiempo, a reiniciar los sueños, la singularidad y el temple de quién está dispuesto a poner la vida en el botón de marcha. Objetos que traen a la memoria un recuerdo lejano, guardados en cajoneras enterradas de memoria desbordante, me hacen pensar en el foco de nuestra percepción, ya que aquello en lo que focalizamos nuestros sentidos es lo que hacemos nuestro, con la palabra, con la visión, con el tacto, en fin con lo sensorio y extrasensorio, aquello que percibimos y que nos permite adquirir mayor fuerza. Si centramos nuestra atención en una …

El acto de retractarse. (12 enero 2014). Recuperado.

El acto de retractarse es motivarse por una idea y no llevarla a término, desear algo y no realizarlo, imperdirnos consciente o inconscientemente por aquello que no nos deja fluir, es un actuar mediado por nuestros pensamientos, por la incertidumbre de la duda, por nuestro próximo paso y por los que ya hemos dado. Es como cuando un escritor empieza a desarrollar una idea y no puede continuar por bloqueo mental o se detiene en la búsqueda de la palabra precica, cuando quizás aquella que andaba buscando era la que surgió espontáneamente.
Este acto también se traduce y reproduce en la vida cotidiana, en lo que comemos y degustamos, en la ropa con la cual nos vestimos, pues cuánto tiempo malgastamos y empleamos en probar uno y otro plato, una y otra prenda, para usar en determinada ocasión, en la recreación de los instantes, en que aquello sea perfecto, un día único, una experiencia sin igual. Llevo la cuenta de mi escritura, hace un día escribí las letras anteriores, motivadas por un se…

El poeta de lo etéreo y fulminante. julio 27, 2013 (Reediciòn)

En la inercia de mi consciencia, escribo
Yacen mis miembros en la penumbra de la oscuridad
Soportan el tiempo ido en la inconsciencia material
¿Qué se es cuando la vida se desvanece?
Ser humano es vivir la ingratitud del cuerpo
La respiración levítica de la frágil memoria
Las inconexas frases de una vida sin historia
¿Historia? Ésa que hacen los hombres y,
Si mi memoria no me falla, también las mujeres,
Los niños, las ancianas, las madres, las hijas.



La memoria fugitiva es la caleidoscopía de mis pensamientos
Como redes inmateriales entretejen mi historia
La del poeta de lo etéreo y lo fulminante
De los versos a pura sangre, en esperanza carcomidos
Enigmas  encriptados de misericordia, palabras
Inyectadas de sacrosantas intrigas moribundas
Esperan silenciosas las fatídicas horas de la muerte.

José Patricio Chamorro, 26 Julio 2013, Santiago de Chile, Poesía a la vena. (Extraído del manuscrito original de mi casa de Santiago).

Reediciòn: 10 enero 2018.

Literatura Hispanoamericana Contemporánea. (II Semestre 2013)

Facultad de Filosofía y Humanidades                 Profesor: Cristian Cisternas.            Universidad de Chile                            Alumno: José Patricio Chamorro.                 Santiago 2013 Asignatura: Literatura Hispanoamericana Contemporánea

 Literatura Hispanoamericana Contemporánea.

Caracterice a Johnny Carter como personaje y como sujeto problemático de la contemporaneidad. Explique en qué consiste su búsqueda. Tenga presentes las ideas sobre el jazz en la bibliografía entregada.

En primera instancia al definir al personaje de Johnny Carter, cabe referir que su propia biografía, que será escrita en paralelo a su vida, hasta su muerte, como se comprueba hacia el final del relato por el narrador, llamado Bruno, quién fue su amigo y crítico de jazz y lo conoció en persona, quién nos relatará la vida de este jazzman. Por otra parte, aquellos rasgos que hacen de él un sujeto problemático de la contemporaneidad, entre otros, encontramos el “tiempo”, el cual para e…

La presencia de las Vanguardias en la poética Lorquiana. (Universidad de Chile, II semestre 2013)

Facultad de Filosofía y Humanidades   Prof. Dr. Andrés Morales Milohnić
PROFESOR AYUDANTE:                         Mag. Patricio Henríquez Lorca Universidad de Chile Departamento de Literatura Española               Alumno: José Patricio Chamorro. Santiago 2013

La presencia de las Vanguardias en la poética Lorquiana.
Asignatura: Seminario Literatura de La poesía de Federico García Lorca

Dedicado a mi Estadía en Santiago por cuarto año consecutivo, a mi familia y con quiénes he tenido la dicha de cruzarme en su camino. Federico García Lorca a los 18 años

Introducción
Hablar de Lorca, sin filiar su escritura al contexto de su época, a la vorágine social, cultural y política de su tiempo y cómo éstas se manifestaron y expresaron a través del arte de vanguardia, es desconocer los influjos que éstas tuvieron en su propia escritura, cómo adoptó sus técnicas y cómo se relacionó con sus máximos exponentes y cómo su poesía tuvo un antes y un después, además de qué aspecto escogió y rescató de cada una d…