Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 18, 2012

Alma de poeta. (2008) –Reedición posmo-.

Pasa el invierverano, la primaotoño, pasa el tiempo
Y en las penumbradas soledades he de estar
El miedo, in-fausto, sin-fausto, anti-fausto  Fantasma que habita en mi ser Des              Que Bra             Ja      mi                paz

Mis amigos son tiranos
Que han arrebatado lo más puro de mi ser
Mi corazón han des-garrado
Y todo  tri         zas  ha quedado

Mas yo quisiera regresar a la infancia
Donde no percibía amargura, maldad ni arrogancia
Sólo inocencia de una vida soñada

Quiero volver el tiempo atrás
Y creer que no existe la  crueldad
Soy incongruente y desencajo
En tanta frialdad

Fuerte debo ser, quisiera no desfallecer
Pero la impotencia de que todo cambia
Y de que nada es perfecto, todo efímero
Me hace d e c a e r

Todo es distinto para el poeta
Aquella alma sensible que todo lo afecta
Incomprendido y sumido en tanta tristeza lo único que lo alivia es plasmar su propia experiencia.

Notas existenciales en la micro, III.

Escribo por tercera vez consecutiva al ver la realidad, pues efectivamente al viajar en locomoción colectiva, ya sea micro y/o metro, uno puede percatarse de la realidad social en la que está inmerso y dar cuenta de ello, así fue que hoy vi una situación bastante típica, es decir, a una mujer discutiendo con un hombre, debido a que éste se sentó mal en la micro y, por ende, la pasó a llevar, hicieron un intercambio verbal, atacándose mutuamente. Así nos vamos enfrentando a múltiples casos, algunos más terribles que otros, por ejemplo, hoy no tenía mucho presupuesto y quería comprarme una sopaipilla en la calle, pero no me alcanzaba, por diez pesos –sí, así de pobre andaba hoy, he de reconocer que vivo a costilla de mis padres- así que la señora simplemente me dejó sin comer una, litterae non dat panes, dicen por ahí, lo que a veces es cierto, pero pretendo reivindicar ello, tal vez lo logre. En fin, cada persona trabaja dentro de lo que puede para solventarse y hacerse de un sueldo …

Tiempo de ignorancia, poesía que se mismisa.

Leo y siento el peso de la ignorancia Sí, el de la mía y el de la de los demás Tengo tiempo para pensar, ¡Ay! El miserable tiempo, Es verdad, esto marca la diferencia, Pensar, leer, hasta escribir La educación, en fin, todo la marca Me gusta enfrentarme a la vida Me gusta enfrentar realidades Observo, leo y escribo Hago lo que se me da en gana La empatía es mi aliada, mas la estupidez humana, mi enemiga.