jueves, 28 de febrero de 2013

Manifiesto existencial y universal de un ciudadano errante del mundo.


Manifestación primera: Un solo paso en falso un día, un sólo pensamiento distinto, una sola persona diferente que se cruce en nuestro camino, una mirada y nuestra vida ya no será nunca más la misma. No existen azares, sólo causalidades. Un cambio en una persona, genera un cambio en todos quienes lo rodean. Efecto dominó.


Manifestación segunda:
¿Cuáles son los límites entre el actuar individual y la imposición social? 


Manifestación tercera:
Siempre pienso en lo que me rodea y quiero decir que si hay algo que me molesta y enerva en la vida son l@s conductores que tocan bocinazos a cada rato frente a un semáforo, peatón, etc. Siento como si el hecho de tener un auto les diera poder sobre las demás personas, quizás es hasta un modo de desquite, pero no sé cómo no entienden, que así el día de otros y el de ellos mismos se vuelve incómodo. Además se condice con mi visión sobre las cosas, que todo lo que tenemos y logramos, hacemos en la vida, no es nada más y nada menos que la extensión de nuestra personalidad.

Manifestación cuarta:
Afirmo, sin pecar de absolutista, que toda escritura es la permanencia de un pensamiento.


Manifestación quinta:
Toda causa siempre es anterior a un acontecimiento, pero anterior a esa causa hubo una consecuencia que la provocó, que anteriormente fue producto de un acontecimiento conllevado por una causa.



Manifestación sexta: La realidad en sí misma, que no es nada más y nada menos que un constructo mental, está constituida por principios lógico-causales.



Manifestación séptima:
Todo lo que creemos en base a conocimientos, ya no nos pertenece a nosotros mismos, sino que ya es parte fundante del mundo, se vuelve universal.


Manifestación octava: Somos narradores de nuestra propia historia y re-constructores de una historia común; subjetividades compartidas. Recreamos el tiempo pasado a través de nuestras subjetividades.



Manifestación novena: Dormir es un estado próximo a la muerte.


Manifestación décima: No debería existir "un" día del amor, sino que, aunque suene clisé, debería vivirse durante todo el año o sino de qué sirve emparejarse, sino que disfrutar de la vida, además no sólo existe amor de parejas, está el de amigos, familia, etc. No debería existir el día del amor, no es por nihilismo, ni negación, sino que más bien porque el amor deberíamos entregarlo los 365 días del año, vivirlo en cada acto y palabra que hacemos y decimos, junto a quienes comparten nuestras vidas.


Manifestación Undécima:
A veces basta conocer una parte del mundo, para conocerlo por entero.


Manifestación Doceava:
¿Cuál es el límite entre el pensamiento y la sensorialidad? a veces quizás es bueno pensar menos y sentir más, equilibrio.


Manifestación Treceava: El pensamiento nos hace libres. No existe fórmula para la felicidad.


Manifestación Catorceava:
A veces ser consciente de la vida misma, por mucho que se ame la vida, genera un sentimiento de tristeza, hasta nostalgia, sentir cómo pasa cada día, estrujarlo, los exprimirlo. Aun así, ¿qué es la vida? 



Manifestación Quinceava: Todo trabajo es dignificable. Todos tienen una historia de vida tras ellos, algo por qué luchar, por sus familias, salir adelante, supongo que es el sueño de muchos y eso en el último tiempo me ha hecho valorar cada vez más a mis padres y lo orgulloso que me siento de ellos, por la educación que me inculcaron desde niño, a pesar que siempre hubo un interés personal por los estudios.


Manifestación Decimosexta: Los azares no existen, sólo pre-destinaciones, todo sucede en la vida, quizá porque ya estaba escrito por una mente maestra como una novela unamuniana o porque simplemente había que vivir ese determinando momento en ese determinado lugar.



Manifestación Decimoséptima: Sobre la forma de vida y vivir en casas, es una concepción occidental tradicional y convencional. La vida en sí misma puede ser libre.




Manifestación Decimoctava: Es una triste realidad la iniquidad y desigualdad en Chile y cómo un sector termina siendo tan determinante tanto en la calidad de vida como en la forma de hacerlo de las personas.



Manifestación Decimonovena: Para una persona libre, que vive y piensa libremente, se torna inconcebible concebir un compromiso tal como lo es el matrimonio, que más que todo sirve para trámites legales, creo en el amor libre, en el amar sin condiciones.


Manifestación Vigésima:
Puedo decir que las personas cuando nos vemos enfrentadas a situaciones extremas, tales como "el hambre", hacemos hasta lo imposible por satisfacer nuestras necesidades, luchar por la vida misma.


Manifestación Vigésimo primera:
Si bien nadie nos enseña a ser padres, pese a que existen un centenar de manuales, creo que sin ellos, mi vida no sería la misma.


Manifestación Vigésimo segunda:
El siglo XXI es el retorno a lo espiritual y las enseñanzas orientales, la física es una creación moderno-occidental, es decir, hay una mezcla de ambas tradiciones.



Manifestación Vigésimo tercera:
A veces pienso que la adultez es una serie de pensamientos reprimidos, si es así, no quiero ser adulto.


Manifestación Vigésimo cuarta:
Siempre que escucho/veo, reportajes, documentales sobre temas de sexualidad y se encuesta a la gente en la calle, pienso en varias cosas, de partida, que a la mayoría les falta altura de miras, ¿qué es eso de normal/anormal? son meras imposiciones sociales de lo que es correcto e incorrecto, del bien y el mal, dicotomías demasiado judeo-cristianas y ortodoxas.


Manifestación Vigésimo quinta:
Los pensamientos azarosos producen situaciones azarosas, un pensamiento bien pensado puede cambiarnos la vida. Si todos aplicáramos esto, probablemente el mundo sería mejor.

1 comentario:

  1. Acotación: señor, el azar existe, existen cosas indeterminadas en este mundo, a nivel sub-atómico, así que retráctese xD

    ResponderEliminar

Garcia marquez

Loading...

Julio cortazar

Loading...

Michelangelo Art

Salvador Dali Art

Yann Tiersen, Amelie.

Loading...

Distintivo: Participación activa en comunidad de Letras Kiltras.