Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio 20, 2012

Entre el Scientio ergo sum y el Cogito ergo sum.

 Scientio ergo sum.


Palabras, tan sólo pensamientos Recorrer, ensimismarse, dejarse ser Ser en una ciudad sin límite Ser en una ciudad sin fronteras Permanecer en búsqueda, estar vivo Sentir, enamorarse, acariciarse Almas que se unen en un suspiro Almas que en un minuto se deshacen Almas que se conectan sin verse Almas que se presienten y se sienten Encarnación, puesta en abismo Suspiro, suspiros sin-sentido Pienso, tan sólo pienso Siento, luego existo, Existo, luego siento Scientio ergo sum, Sum ergo scientio Me olvido del mundo, me ensimismo, pienso en ti Pienso en ti, me ensimismo, me olvido del mundo Te acuerdas de mí, nos ensimismamos, nos olvidamos del mundo… Me olvido de ti, me exteriorizo, me pierdo en el mundo





Cogito ergo sum.

            “Pienso, luego existo” es la célebre frase de Descartes en pleno siglo XVII, no obstante, yo en tanto sujeto pensante IV siglos después, vuelvo a lo mismo, que en sí viene a plantear el problema de la identidad, pues nuestro pensamiento nos…