Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2016

La travesía.

Hace veinticinco años comencé un viaje por esta vida, dependiendo de cómo se mire, es un cuarto de siglo. Cuántas experiencias más me quedarán por vivenciar, sólo el tiempo dirá. Sin embargo, a veces este lapsus para quiénes llevan más tiempo transitando por esta tierra, es aún breve, pese a que en lo personal a veces he sentido que dada la intensidad, pareciesen muchos más. En los últimos cinco años se me ha vuelto tradición escribir este día algunos pensamientos o reflexiones sobre lo que he ido aprendiendo en este camino, por este peregrinar y hoy no es la excepción. La palabra más precisa que encontré para retratar esta experiencia fue como si fuese una “travesía”. Así es, ha sido una aventura inesperada donde se van tomando decisiones al andar, cada una con sus repercusiones y consecuencias, donde inclusive los errores son parte de ella y hay que saber asumirlos. Sobretodo puedo decir que he sido feliz por cada una de las personas que han formado parte de ella, muchas con las cu…

Un llamado a la Humanización social.

-->
Los accidentes en la vida suceden cuando uno menos se lo espera. Son hechos impredecibles, que en tan sólo segundos pueden cambiar tu vida, sin embargo, pese a sus consecuencias muchas veces desastrosas, generan a su vez otras que suscitan el lado positivo de la sociedad, es en momentos de incertidumbre como éste donde la humanidad se une para afrontar los embates naturales, donde se suceden sentimientos fraternales y de ayuda mutua, puesto que el ser humano como ser social posee una cualidad inherente, que es su sentido gregario; el cual surge en circunstancias inesperadas y traumáticas, como la que vivenciamos durante estos últimos días.
No obstante, no sólo sentimientos bondadosos se despiertan en nuestros corazones, ya que la histeria, la sugestión y el pánico colectivo, ocasiona hechos realmente censurables. No pocos son los que se aprovechan de la desgracia de quienes lo rodean y caen en bajezas inhumanas, delinquiendo y cometiendo estragos en la ciudadanía. Estos hech…

Los tormentos del escritor.

La escritura me arrebata los instantes, me cautiva lentamente
Me sobrelleva a espasmos irregulares y cadencias licenciosas, premonitorias
La fuerza de la palabra enclaustrada arremete mis versos
Se poseen en encrucijadas verbales los abismos de la memoria
Lo que fui se desvanece para ser lo que no fui y lo que quise ser
Mis manos que abrazan tu silueta, recuerdan tus insinuaciones
Tu cuerpo es frágil y mis besos te aprisionan en un prófugo amor
Letanías menguantes de un porvenir próspero ante la soledad infinita
Se conjugan como verbos de una lengua universal en un poema de clepsidras
El tiempo es ese infame moribundo de promesas vanas y tormentos vacíos
¡Oh sentimientos, no me juzguéis! Solo me hallo frente a ustedes
Que desnudan mis carnes y acribillan mi existencia
Tristezas fueron los delirios de una vida en mentiras carcomidas
¿Qué fue de la verdad, sino vil misericordia?
Infame y corrupta como esta sociedad malsana de prejuicios inverosímiles
¿Qué fue de la primavera de la vida…

Amor invernal. (Cuento)

Llegaste a mi vida como cae la lluvia de invierno, sin demora a su debido tiempo. Era una fría tarde que trastocaba hasta el alma, pero ahí estabas tú, impasible en el asiento de al lado del bus, aguardando a partir. Sólo atiné a sonreírte y decir que me sentaría a tu lado. Al atravesar ese breve espacio que separa dos asientos de un bus, el roce de nuestros cuerpos me produjo un espasmo electrificante, como si el universo se hubiese alineado en ese instante para que nuestras vidas y cuerpos se encontraran en ese preciso lugar. Ahí supe que no sería como cualquier viaje.
Destinados como si nuestras vidas estuviesen impresas desde siglos, en esa espera constante nos encontramos como si nos hubiésemos buscado donde un viaje no premeditado nos unió. Tu silencio comunicaba palabras deseando ser pronunciadas, por ello decidí empezar la conversación, sin presiones, ni palabras pensadas, sólo deseaba escuchar tu voz y conocer más de ti. Me dijiste que viajabas a Chillán y yo sin du…

Sentimientos encontrados.

Las emociones desbordan incontrolables a flor de piel, se deshacen intranquilas
Las imágenes representan sensaciones y emociones encontradas
Los sentimientos padecen contrariedades de amores inconclusos
Las elecciones escapan a mi voluntad, la vida acompaña mis circunstancias
El corazón no responde a razones que a vaivenes dictamina su sentencia universal
Aguardo tus palabras, un te amo y un te quiero olvidado por los años
Mis ojos prófugos del alma, te observan a la distancia, te ven en la lejanía
Desean poseerte nuevamente, tenerte junto a ellos, pero tú permaneces impávido
Como una estatua de mármol, pétrea en tu contemplación
¡Qué distancia nos separa! Siento y presiento un adiós silenciado
Cauto y fugaz como el último suspiro de una estrella en el horizonte  infinito
¿Acaso me amas?, ¿Acaso me olvidaste?, ¿qué fue de esos instantes vividos?
Lo somos todo y somos nada, eres la razón de mis días en esta pasajera existencia
Renacimos para amarnos sin juzgarnos en el rincón de nues…

Amor invernal.

Llegaste a mi vida como cae la lluvia de invierno, sin demora a su debido tiempo
Destinados como si nuestras vidas estuviesen impresas desde siglos
En esa espera constante nos encontramos como si nos hubiésemos buscado
Un viaje no premeditado nos unió, tu silencio comunicaba palabras deseando ser pronunciadas
Tus labios marcaron esa melodía encantadora de quién se sabe amante
Furtivos tus besos rozaron mis labios esperando correspondencia
Enjuiciados nuestros actos eran aguardados por nuestros cuerpos
Que a gritos clamaban poseerse, sentir la calidez de los instantes prófugos
De dos amantes que se conocieron en otra tierra, en otros lugares
Eran dos jóvenes almas a la espera de un amor sin límites
Enamorados por los versos de esa lluvia cuyas gotas inventaban poemas
Nocturnos, claroscuros, ausentes de melancolía. Todo eso fue pasado
Ahora estabas tú, mis manos acariciando el ápice de tu boca
Mis brazos entrelazados por toda tu humanidad frágil y maravillosa como la juventud.


10 julio …