Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 21, 2011

En la certidumbre de tu deriva.

Entre la certidumbre de tu piel Y la deriva de tus besos me encuentro Desde la fragilidad de mi cuerpo Al dulce sabor a miel que me hace enloquecer En un tono agrio de licores En una sombría noche y en una cálida velada Ahí te conocí, viniste a mí y yo llegué a ti Te esperé y busqué por veinte años Pero al fin alma mía, amor mío, te encontré.
Veinte años de incansable pasión De amarga desilusión, que se trastocan en amor De un sentir a un beso De un anhelo a un pensamiento De una caricia a tu cuerpo Lo que parecía imposible hoy se vuelve amagos sensibles Y posándome en el alféizar de tus sentidos Te digo Yo soy de ti Y Tú de mí.