Ir al contenido principal

Recuentos. (Recuperado del 4 de enero 2014).

El recuento de mi día, así debería empezar esta escritura. ¿Acostumbrarse al funcioamiento del mundo?, ¿comprender la psicología de las personas?.

Hoy me encuentro en mi campo, lugar propicio e idóneo para dar rienda suelta a la imaginación y la escritura. Me han dicho que si puedo escribir, debería ser capaz de recordar hasta donde he dejado una aguja, sin embargo, es precisamente la cantidad de ideas que me embargan las que hacen andar por cientos de lados. He andado por muchas partes e inclusive ya he perdido la cuenta y, por mucho que quiera retener en mi memoria los lugares en los que he permanecido en cada momento de mi vida, me es imposible. No hay alma humana, aunque quizás sí Funes el memorioso, que sea capaz de recordar con una precisión detectivesca, cuáles han sido los laberintos recorridos en su  vida.

La noche, cuyo viento enarbolea fragante, está eclipsada por la presencia lumínica de la luna. Ni pensar e incomparable con la manera en que inició este día; en ese momento estaba en mi casa y no tenía pretensiones de viaje, pues no sé si es una manía mía, pero no me gusta poner mi propia vida en manos de otras personas, menos aun andar en lugares atestados de personas. Por ello tiendo a evitar los buses y fue hoy que, paradojalmente me tuve que subir a uno de ellos, donde pecar de buena voluntad te juega una mala pasada, pues la gente tiende a reaccionar mal, ya que cada cual busca su propio bienestar, creyendo que le harán pasar gato por liebre, siempre con la desconfianza antepuesta. Ello me llevó a pensar inevitablemente que no sabría qué hacer en este mundo si no tuviese a mi familia, a mis seres queridos, puesto que así como está el mundo, en ese caos social de la ciudad y su continúo ajetreo, me pregunto hasta qué punto vale la pena sacrificar y poner energías propias.

En fin, atardeció y ya es media noche, observo, miro a través de la ventana, escucho y memorizo historias. Y, por último , el juego, infaltable elemento vital, que se vió reflejado a través del dominó, que por la cantidad de veces perdidas, conllevó a que terminara empapado en la piscina, -es verano-, pensé, no importa quedar como gato mojado.  

La vida es una sola y está llena de instantes, yo aún soy joven y tengo más que arriesgar que perder, la vida es para eso, para vivirla intensa y plenamente con quiénes comparten cada momento de nuestra existencia, hay veces en algunos nos acompañan sólo por momentos, otras ocasiones que nuestra estadía es más prolongada, pero las más de las veces todo se desvanece en la fugcidad de la memoria y en lo que somos capaces de retener, el tiempo y espacio, las marcas corporales de una existencia y de las vivencias que las van delineando.

Otra historia no menor este día, fue la pérdida de una bombilla de mate, que no apareció, pese a ser buscada por los recovecos más inusitados de la casa, entre sueños, despavilamientos, búsquedas y escudriñamientos, simplemente no apareció, así como las cosas van, otras se las lleva el viento, nuestro propio destino que a veces pareciera estar escrito, también resulta extraño en su devenir, la fuerza de las palabras es lo que las define, en estos momentos la luz está tintineando, quizás se deba al viento, tormento y vacinador, que siempre me hace pensar en un mañana que llega y se va, en el tiempo que no observo, ya que no dejaré que mi vida esté cronometrada en cada detalle, al menos si se puede evitar, simplemente hay que vivir y lo que nos suceda en esta vida, ya lo dirá el destino.

 Quillón, campo, 4/01/2014,

Comentarios

Entradas populares de este blog

Síntesis y Análisis literario: Apología de Sócrates.

Introducción y Reseña.
En primer lugar, antes de proceder al análisis de esta obra sublime y reveladora, cuya escritura fue realizada por Platón, pero que a través de la cual intenta plasmar y manifestar con suma agudeza lo ocurrido aquel trágico día en el que Sócrates fue condenado a muerte, se hace necesario conocer los antecedentes y contexto en el que se llevó acabo esta sentencia y más aún, comprender el por qué de la situación que llevó al filósofo Sócrates al final de su existencia terrenal. Conforme a lo señalado con prelación, cabe destacar que para alcanzar una mayor comprensión de la vida, obra y motivaciones de Sócrates se concibe menester realizar un estudio objetivo de las fuentes disponibles en torno a la figura del filósofo, para así poder dilucidar e interpretar sus motivaciones, con la finalidad de lograr una mayor visualización del sujeto en cuestión, basándome de este modo en el método que emplea la  teoría del espacio vital.
Referente a la teoría del espacio vital, …

"La Hormiga", Marco Denevi (1969).

A lo largo de la historia nos encontramos con diversas sociedades, cada una de ellas con rasgos distintivos, de este modo distinguimos unas más tolerantes y otras más represivas. No obstante, si realizamos un mayor escrutinio, lograremos atisbar que en su conjunto poseen patrones en común, los cuales se han ido reiterando una y otra vez en una relación de causalidad cíclica, que no es más que los antecedentes y causas que culminan en acontecimientos radicales y revolucionarios para la época, los que innumerables veces marcan un hito indeleble en la historia.
Lo anteriormente señalado ha sido un tema recurrente en la Literatura universal, cuyos autores debido al contexto histórico en el cual les ha tocado vivir, se han visto motivados por tales situaciones y han decidido plasmar en la retórica sus ideales liberales y visión en torno a aquella realidad que se les tornaba adversa. Un ejemplo de ello es el microrrelato “La Hormiga”, cuyo autor es Marco Denevi, del cual han surgido múltiple…

Superrealismo y análisis del primer manifiesto Surrealista de André Breton.

En primer lugar, Breton cataloga a la superrealidad como un “Gran misterio”, señalando textualmente: “Yo creo firmemente en la fusión futura de esos dos estados, aparentemente tan contradictorios: El sueño y la realidad, es una especie de realidad absoluta, de Superrealidad”; lo anteriormente citado, nos plantea una amalgama entre dos estados fundamentales del ser humano, los que aparentemente funcionan como antítesis. No obstante, nos formula una certeza más profunda, en la cual a través del análisis y comprensión de ambos, se logra alcanzar un conocimiento más amplio y acabado del mundo, puesto que combinamos dos formas de percibir la realidad, ya sea que en estado de vigilia captamos lo que nos acontece de forma más bien superficial, vale decir, no hacemos una mayor introspección al respecto, por ello respondemos ante aquella realidad por el método denominado: Causa – efecto, lo que conlleva un cúmulo de veces a sentimientos como los que destaca Breton: “Resignación ante lo que le …