jueves, 22 de diciembre de 2011

La esencia de la amistad.




Las presentes, son dos cartas reflexivas, escritas hace dos años y dedicadas a su vez a dos de mis mejores amigos de adolescencia, en donde se da cuenta en parte de qué entendía por amistad en aquel entonces y en sí la esencia de ésta, que se desprenden de su escritura.


1º: Amigo Pablo: Te dedico una nota existencial en honor a tu cumple años, te estimo mucho y creo que eres uno de los pocos amigos de verdad que he podido encontrar en los intrincados caminos de esta vida, he aprendido muchas cosas de ti y espero que tú también, he aprendido a valorar cada instante que hemos compartido, tanto aquellos momentos de dicha y gozo, como aquellos otros no tan gratos. Espero que pese a los reveses del destino, nuestra amistad perdure, puesto que soy fiel partidario que una verdadera amistad es capaz de traspasar las barreras del inexorable tiempo y más aún, capaz de trascender las fronteras de la distancia. Quizás no he tenido oportunidades para decírtelo antes, pero creo que no siempre todo puede ser puesto en palabras, ya que hay cosas en esta vida que quedan mucho más plasmadas a través de los gestos y aquellos pequeños detalles, que son capaces de marcar la diferencia.

Amigo Pablo, ¿hermano tal vez? No lo sé, pero creo que si no lo somos de sangre, al menos hemos establecido un vínculo mayor, que incluso es más difícil de disolver, el cual no ha sido fácil de establecer, ya que una verdadera amistad, aquella que podríamos denominar valiosa, pero en el sentido connotativo de la palabra, es la que nos permite ser auténticos, entregarnos tal cual somos, con nuestros defectos y virtudes, a aquellas personas que son capaces de entendernos y que nos conocen a tal profundidad que basta sólo un atisbo de la mirada, para percatarse cómo nos sentimos, una amistad en esencia es un lazo que implica mucho afecto, pero por lo demás, un cúmulo de virtudes, es así que para lograrlo ser requiere ser paciente, no puedo no olvidar las escaramuzas que alguna vez tuvimos, si bien fueron en contadas circunstancias y por trivialidades, éstas coexistieron y no sólo conmigo, recuerdo el distanciamiento que como grupo de amigos tuvimos cuando dos de nuestros buenos amigos se pelearon, ambos provocaron una cierta ruptura en las relaciones, que hizo que cada uno siguiera su rumbo, pero una vez más el destino actúo de forma premeditada y esperó que maduráramos a fin de que pudiéramos perdonarnos y reafirmar nuestra amistad. Una relación requiere de respeto por el otro o los otros, como toda relación humana, pese a que veces encontremos que un amigo esté equivocado, muchas veces callamos para no ofenderlo, pero si alguna vez has encontrado que he errado en algo que he dicho o en mi forma de actuar, espero que me lo digas, ya que eso es fundamental, uno a veces necesita que le aporreen un poco y que le hagan estabilizarse, para no volar lejos, apartándose del sendero, lo que está directamente relacionado con la sinceridad.

Ya que hago alusión a las virtudes, no puede desmerecer el optimismo y la fortaleza, frente a las adversidades y cuán importante es un amigo cuando requieres de apoyo, sabes a qué me refiero, hay momentos en la vida que no tienen parangón, ahí es cuando nos damos cuenta quién o quiénes son los valiosos, ya que las dificultades que se nos presentan en la vida generalmente tienden a deprimirnos y a sumergirnos en un sopor tal que es difícil de despertar de él sin el apoyo de nuestros amigos, son las ocasiones en que creemos que nadie nos comprende, que es un dolor intangible y etéreo, que nadie es capaz de sentir, pero te equivocas, un amigo puede sentir mucho más de lo que crees, cuando tú sufres o cualquiera de mis amigos, yo también recibo mi cuota de dolor, pero sé, porque he pasado por situaciones que me han provocado un gran pesar, que todo cuanto nos acontece en esta vida, posee una finalidad y que ésta siempre será en bienestar de nosotros, aunque nos cueste creelo, por ejemplo, la muerte que es algo realmente deleznable, ya que a todos nos cuesta asumir que somos seres que sólo vivimos una transitar efímero y errante, pero al comprender y tan sólo vislumbrar el significado que ésta tiene, es cuando nos percatamos que este proceso de un ir y venir de vaivenes que nos presenta la vida, es producto de un ciclo y quién sabe si algún día nos reencontraremos con nuestros seres queridos, al menos yo así lo creo. Pero más todavía, hechos como éstos, nos deben servir para crecer como personas, para madurar y que nos demos cuenta que lo que de verdad importa es aprovechar al máximo nuestra existencia con nuestros seres queridos.

.           Es por ello que quiero recordarte que pese a que sé lo que te lo he dicho, siempre estaré ahí para lo que necesites, como amigo no te defraudaré y por eso también quiero manifestar, que intentaré mostrarme tal cual soy y que haré todo lo posible por ser congruente en cuanto a lo que pienso de un verdadero amigo, lo que no es nada sencillo, de hecho de ello la gente sabe mucho al respecto. Existen muchos dichos populares, que hablan que el verdadero amigo es aquel que está “en las buenas y en las malas”, “que existen muchos conocidos, pero amigos son contados con los dedos de las manos”, ambos en los que se percibe una gran sabiduría, ya que no existe ser más virtuoso y probo, que un amigo. En efecto, aquellas personas que dicen serlo, no siempre lo son en verdad, además que muy pocos conocen lo que con veracidad significa serlo, por un lado se ha escrito una vastedad a lo largo de la historia de la humanidad, pero por otro si bien se le aplican significados diversos, algunos me parecen muy frívolos, concisos y simplistas, basta recurrir a la Real Academia de La Lengua, donde se puede apreciar en una de sus acepciones: “1. f. Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato. “

Si bien, lo anterior no es un yerro, he intentado a través de esta breve reflexión que te dedico en el día de tu cumple años, gran amigo. Que se entienda desde otra perspectiva lo que significa la amistad, que no sea un mero afecto que sólo perdure el tiempo que conociste a esa persona, sino que pueda trascender más allá y que, el tiempo implacable no delinee los instantes que vivenciaste en compañía de tus amigos, sino que todo lo contrario, siempre puedas mirar atrás, sintiendo una gran alegría por haber encontrado a un verdadero amigo.


2º:
Estimado amigo Álvaro, no tenía pensado escribir sobre lo que me enviaste, sólo te iba a comentar más tarde, pero como me suele ocurrir, lo que hiciste me hizo reaccionar de la forma en que estoy acostumbrado, a través de la escritura, que por lo demás es una forma que a mi parecer dice mucho más que el mero acto de responder. Es así que cuando leí el correo, me extrañó lo que decías, que coincidía con lo que me dijiste ayer: “terminó siendo algo más personal de lo que esperaba y no sé tampoco por qué quiero que lo leas, es algo raro, pero igual me gustaría tu opinión”.

Producto de eso, me puse a pensar y analizar el por qué o a qué se debe que yo lo lea, qué aportaré yo o más precisamente, ¿serviría de algo que yo lo hiciese? La respuesta a esas interrogantes no las sé y ni si quiera tú la sabías, aunque tal vez sí, quién sabe. Pero entre mis divagaciones, llegué a algunas conclusiones; de partida con el tiempo te he podido conocer en distintas facetas, quizás no en todas, pero tal vez suficientes para comprender un tanto tu personalidad, pese a que ésta jamás deja de forjarse, es un cambio y metamorfosis continúa, que perdurará por el resto de nuestra existencia.

Y así fue como concluí que nosotros de una u otra forma nos hicimos buenos amigos, pero comprendiendo tu vida y por lo que has vivido, creo saber por qué querías que la leyera. Mi forma de ser, no diría que es especial, pese a que es algo subjetivo, todo ser humano es especial, es una esencia única en esta vida, pero fuera de eso creo que un rasgo de mi personalidad es la empatía por los demás, aceptar a todos sin discriminación alguna, creer en que todos somos seres únicos e irremplazables y que así fue como comenzó nuestra amistad de hecho, tú justo habías vivenciado una situación bastante conflictiva y pasaste por uno que otro drama existencial, y bueno, dentro de lo que hago a menudo, me puse a escuchar y comprender un poco más tu persona, que si bien, como te he dicho un rasgo de mi personalidad es la empatía, tampoco es algo que lo haga por cualquiera, quizás puedo ayudar a otros continuamente y eso me satisface mucho, me nace hacerlo, pero hay personas en la vida que uno se topa y te marcan de uno u otro modo, ésos generalmente son los buenos amigos y te considero uno de ellos y lo supe desde el primer momento, llámese intuición, percepción o lo que sea, pero así fue y es algo que me ha pasado con mis grandes amigos y constituye parte de mi proceso de formación como individuo.

Por todo lo anterior y porque creo que sabes que no te discriminaría, aun conociendo tus errores, tus desventuras, tus aciertos y desaciertos; creo que quisiste que lo leyera, más bien este ejercicio de que escribieras quién eres y quién quieres ser, te ayudará a distinguirte como alguien especial para ti, alguien único, todos somos personas irremplazables y que tenemos mucho que aportar a este mundo, lamentablemente la mayoría de la gente con el pasar de los años, pierde sus sueños, anhelos y se somete a monotonía de la rutina, subyaciendo a las convenciones sociales. Por lo demás, te estimo mucho y creo que eres una de las personas que he conocido en esta vida que ha encontrando su sentido de existencia, quizás la rebeldía tampoco sea el mejor método, pero sí puedes canalizar esa energía en lograr grandes cosas, o por lo menos en lograr tu propia felicidad, emplear tu libre albedrío para forjar tu propio destino, sin que nadie te limite. Por otro lado, como amigo te apoyaré en cuanto significa enfrentar tu proceso de búsqueda de identidad, que como aprendiz de psicólogo, sé que en término generales puede durar hasta los 22 años, pese a que la personalidad, que es más abarcadora que la identidad, es un proceso que perdurará toda la vida.

Creo haber respondido en cierta medida al por qué querías que lo leyera, pero ahora viene lo más importante, comprender tu proceso de formación, intentaré hacerlo y a la vez te aconsejaré, aunque yo también puedo equivocarme, pero espero que en cuanto estimes pertinente, lo valores.

                En primer lugar, creo que hay algo esencial y quizás a nivel inconsciente lo manifestaste y es que te costaba comenzar a escribir sobre tu propia vida, si analizo eso, desde una perspectiva psicológica, dice mucho de tu persona. Es así que se desprende que no te gusta mucho hablar de ti, de cierto modo hay cierta negación a lo que ha sido tu pasado, no quieres enfrentarlo, pero aun así te atreviste y eso ya es muy valorable, de hecho creo que vas por buen camino, has aceptado quién eres y en qué medida has dejado que esos factores externos, influyan en ti; como amigo de verdad lo considero muy respetable, no es fácil combatir los prejuicios y miedos, pero a la larga te percatas que simplemente eran cosas sin mayor sentido, formas de comportamiento inmaduro, pero querámoslo o no, también influye en la personalidad, pero tú fuiste muy valiente al permanecer en ese establecimiento, soportando las burlas y críticas, pero en gran medida se debió a que valoras mucho la opinión de tu familia y lo que esperan ellos de ti, que sin duda lo lograrás.

                Sin embargo, a modo personal, si bien la familia es fundamental, no luches por ella y lo que esperen de ti, lucha por tus ideales, por lo que quieres ser y por todo cuanto te haga feliz, no tomes decisiones prejuiciosas, simplemente actúa y hazlo porque es lo que te nace hacer, aun cuando te equivoques, creo que es mucho más valorable cometer errores propios, que no cometerlos siguiendo la opinión de los demás.

                Otro ámbito que mencionas es la música y cómo ésta ha influido en tu percepción de la realidad, lo que también es muy destacable, ya que de cuanto nos imbuimos, ya sean libros, música, cultura, opiniones de amigos y de quienes nos rodean, influyen y hacen de nosotros lo que somos. En tu caso el núcleo familiar y tu marcada tendencia musical, han influido de sobremanera y te sientes muy identificado con lo que expresan tus ídolos musicales y creo que es una muy buena alternativa, no obstante, estás en camino a abrirte a otra etapa de tu conformación de la identidad, si bien tienes un gran amigo, que es “Waren”, debes abrirte a conocer a más personas, pero no a quienes precisamente estén en lo típico de la juventud actual, que son los carretes, excesos y todo eso, lo cual también responde a una forma de comportamiento, sino a quienes buscan sus ideales; en lo personal este último tiempo he conocido a mucha gente así y en nuestra universidad, sin duda alguna encontrarás a personas que piensan de manera similar, ábrete a ellos y conócelos, estoy más que seguro que te llevarás una grata sorpresa.

                Podría escribir páginas y páginas de análisis, ya me conoces, pero no era la idea, sino más bien que tomaras conciencia de quién eres y cuánto puedes lograr y que aquí tienes a un amigo que te puede apoyar si lo deseas, pero por otra parte, hazme caso y ábrete a los demás, conoce a gente con ideales y que quieran aportar desde su propia experiencia a este mundo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada