miércoles, 7 de noviembre de 2012

Sarah Kane, Devastados.




                En primera instancia, previo a referir las escenas de violencia y, al mismo tiempo, éstas como motivo y expresión en las relaciones humanas en la obra “Devastados” de Sarah kane, ahondaré un tanto más en qué entendemos por violencia y sus diversas tipologías, pues al hablar de ésta, generalmente se hace alusión a la ruptura de una unión establecida entre dos o más personas con algún tipo de vínculo, ya sea familiar, social, entre otros. No obstante, no es del todo necesario que exista un vínculo entre las personas, para que se ejerza violencia. Sin embargo, ésta se produce básicamente por querer imponer alguna opinión, visión, punto de vista sobre algún determinado tema o, simplemente por un individualismo exacerbado que no es más que la manifestación de una determinada cultura o, inclusive sub-cultura, donde predomina la discriminación, desigualdad, resquemores, etc.

            Por otra parte, se puede aludir a diversas categorías de la violencia, puesto que ésta si bien es un tema transversal, que ha sido escogida como objeto de estudio por las ciencias sociales, por ende, resultando más abarcadora aún, ya que es posible conceptualizarla, es que podemos estudiarla y diseccionarla desde diversas perspectivas, es así que se puede entender desde el área de la psicología, sociología, inclusive desde la lingûística, pues se puede apreciar una clara violencia verbal, por ejemplo en innumerables ocasiones, que de hecho se manifiesta en la obra que se analizará.

Como bien decía es que se puede comprender y aprehender la violencia desde diversos puntos de vista, es así que se ha establecido una teoría social al respecto; que procederé a citar: “De acuerdo con J. Galindo (2009), aspectos fundacionales de la teoría social se sustentan en el hecho que las condiciones de posibilidad de un ordenamiento social moderno están totalmente determinadas por las formas que diagraman la violencia, en tanto proceso de exteriorización de lo que no soporta ese orden mismo. “La violencia representa el agotamiento de una red simbólica que posibilita el ordenamiento social”.  Es decir, el ordenamiento dice: violencia es lo que está fuera de mí, violencia es lo exterior a mi red de sentido y me amenaza.

Pero no podemos soslayar sus rasgos psicológicos e interpersonales a su vez, como lo son  la violencia de índole verbal, hostigamiento, inculpación, ejercer presión y así una amplia red de situaciones que se podrán vivenciar en la obra, que consiguientemente analizaré. En relación a la obra “Devastados” de Sarah Kane, desde un principio, es decir, desde la primera escena, podemos percibir connotaciones de violencia, donde Ian hace alusión a la ciudad y a los miembros que la habitan, denigrando racialmente a los hindúes, a quienes cataloga de “negros”, lo que claramente posee un deje discriminador, a los Pakís, entendiéndose por éstos a los paquistaníes, también denigrantemente. Así comienza una pugna verbal entre los interlocutores, Cate, quien intenta mitigar la situación y hacer cambiar de parecer a Ian, este último, siempre recurriendo a la violencia del tipo verbal.

            Posteriormente, hace referencia al hermano de Cate, quien por poseer ciertas discapacidades, Ian lo cataloga de tarado o retrasado mental, lo que nuevamente resulta peyorativo, lo que se denota más aún al exponerlo verbal y lingüísticamente con la palabra “dada”, lo que es en sí una especie de balbuceo de niño, lo que es símbolo a nivel semiótico de alguien que no es capaz de articular un lenguaje coherente, por ende, tarado. Otra forma de violencia que se nos presenta a lo largo de la obra, es la de índole sexual, pues de cierto modo Ian intenta somenter sexualmente sin que Cate lo desee, a tener relaciones sexuales, pues la besa, toquetea, todo lo cual subsume la voluntad de Cate. Inclusive llega hasta abofetearla, lo que ya es la máxima expresión de violencia, la de tipo física, es decir, pasa por practicamente todas las fases de violencia.

            A medida que se progresa en la obra, Ian sigue con una sarta de discriminaciones, aludiendo a Hitler y señalando que éste no debió haber matado sólo a Judíos, sino que también a los maricones –sentido peyorativo para referir a los homosexuales.- A los negros, a quienes trata como escoria, además de que en sí son los hindúes y como ya mencioné, cuando los trata de negros, ya los denigra.

            Por otra parte, cada vez más las escenas comienzan a volverse más violentas, hasta llegar hasta un punto tal que podríamos catalogar como clímax de la obra, donde viene el conflicto con la pistola, donde es tal la tensión por saber qué va a ocurrir, donde en cualquier momento pueden morir uno de los dos. Llegado este punto, Cate se abalanza sobre Ian instintivamente queriéndole arrebatar la pistola, incluso lo golpea fuertemente y aquí comienza un nuevo episodio de violencia y cada vez más se vuelve todo más tenso, como un proceso de cámara lenta y Cate desea asesinar a Ian. Aquí se sucede un cuadro de violencia física y sexual superpuesta, hay penetración, en este caso la pistola simboliza el poder de sumir al otro bajo sus órdenes y deseos, lo que es un claro ejemplo de poder y dominacia.

            Ya en la tercera escena de la obra, nos vamos aproximando a la significación del título de ésta, “Devastados”, que esencialmente se basará en que el hotel ha quedado devastado por una bomba de mortero, ése es el hecho manifiesto, pero sin lugar a dudas posee una connotación más psicológica y experiencial. También se puede hablar de una devastación moral y física, ambas dadas por los militares, representadas por el “soldado”, donde violaron a mujeres y mataron hombres, lo cual claramente es execrable. Y cuando se piensa que no puede ser peor, se desata la escena de violación por parte del soldado a Ian, lo que da cuenta de la devastación absoluta en la que se encontraban, cayendo en las más bajas pasiones y así esta escena no es más que una seguidilla de otras precedentes, de otras escenas de aniquilación sexual y moral.

            Finalmente los soldados se han apoderado de la ciudad, la devastación ha sido total, ya nada queda, sólo vestigios de algo posiblemente mejor. Todo llega a su fin, ya no se puede creer en nada, ni en nadie, no existe Dios para salvarlos del estado en el cual se encuentran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Garcia marquez

Loading...

Julio cortazar

Loading...

Michelangelo Art

Salvador Dali Art

Yann Tiersen, Amelie.

Loading...

Distintivo: Participación activa en comunidad de Letras Kiltras.