viernes, 22 de abril de 2011

Hagamos vivir a las viles desgraciadas.




Desciende la lluvia a borbotones silenciosos de clara nostalgia
En el umbral luminoso de mi ventana
Cuya sombra arrebozada clarea en la infinidad de la mañana
Y despierta a los durmientes recubiertos de frágiles mantos de la nada
En la nada encuentro el todo, el todo es la vida
Y el absurdo sinsentido de la vida se me vuelve nada.

Juego con las palabras o quizás ellas juegan conmigo
Soy su mediador ante el mundo y sus naderías
Naderías que buscan decirlo todo, pero dicen simplemente nada
Como cauces de ríos en el fluir de la vida
Que desembocan en una cascada directa al abismo.

La vida es efímera, pues vivámosla y exprimámosla
Aprovechemos las ocasiones que se nos presentan
Ya que suceden sólo una vez y luego se vuelven vanas esperanzas inciertas
Al fin y al cabo de lo único que tenemos certeza es que morimos.

A veces las palabras buscan cambiar el mundo
Sin embargo, perecen en el intento
Puesto que saben que son únicas y que la incomprensión es su yerro
Palabras, sólo palabras, que se desvanecen en el aire al ser pronunciadas
Escribámoslas para dejar testimonio y memoria de estas viles desgraciadas.


5 comentarios:

  1. Debes ser el proyecto de escritor más fracasado que he podido presenciar.

    ResponderEliminar
  2. Hablar de las palabras es complejo. Creo que al revés de tu opinión, las palabras no nos llevan a la nada, ni siquiera su carácter evanescente nos podría arrebatar el producto, el impacto, la consecuencia de una palabra o de un silencio.

    Saludos José Patricio, que estes bien =)

    ResponderEliminar
  3. Parece que el Carpe Diem es un tópico recurrente en tu vida Poética.. hazlo pues parte de tu vida mundana!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Agatta: Tu punto de vista me agrada mucho, realmente concuerdo contigo en que cada palabra posee su esencia y que independiente de todo, siempre tienen algo que entregarnos. Sin embargo, aquel día las palabras por así decirlo me desilusionaron o quizás fue el estado anímico de aquel día el que influyó de sobremanera en mi escritura, lo cual no lo dudo, pero creo que simplemente hay que dejar ser las palabras, aunque ellas juguen con nosotros. Saludos!! :)

    ResponderEliminar
  5. Diego: Creo que seguiré tu consejo, pues si es tan recurrente en mi vida poética, es porque quizás a veces lo he abandonado, intentaré vivirlo. Saludos!

    ResponderEliminar

Garcia marquez

Loading...

Julio cortazar

Loading...

Michelangelo Art

Salvador Dali Art

Yann Tiersen, Amelie.

Loading...

Distintivo: Participación activa en comunidad de Letras Kiltras.