Ir al contenido principal

Acercamientos y diferencias de Don Catrín de la Fachenda con la novela picaresca.


    Al referirnos al género picaresco, nos remontamos ineludiblemente al período clásico español, donde alcanzará su auge, es así que es preciso añadir algunas de las características nucleares de ésta, para apreciar cómo se enmarcará el Catrín de la Fachenda respecto a ella, es así que nos encontramos con la figura del pícaro, siendo éste un personaje que transcurre y vive por una serie de peripecias, donde su suerte se ve trocada una y otra vez, que si pensamos en el Lazarillo de Tormes, por ejemplo, éste tendrá una gama de amos, comenzando por su “iniciador”, el ciego, el que lo conducirá por los inusitados caminos de la vida. Por otro lado, un rasgo fundamental de la picaresca, es la ficción autobiográfica, la que inherentemente es narrada en primera persona y, por tanto, con un grado elevado de subjetividad, que será definitorio en el Catrín, pues él nos dirá y referirá un concepto sobre él, unas facetas que para nada son las reales, sino que como sabemos, todo corresponde a una ironía alegórica –por así decirlo- en torno a su vida.

            Por otra parte, entendiendo al Catrín, en tanto pícaro, éste cada vez pasará por situaciones peores, sin embargo, si bien éste es el modelo convencional de la picaresca, lo que a nosotros podría parecernos peor, en realidad para él será la felicidad máxima, pues su vida oscila de forma pendular, no obstante, en vez de transformarse su vida en desdicha, como lo es cuando, pasa de una rencilla o pendencia a la muerte de sus padres, lo que pese a su reacción, es indiscutible que va de mal en peor, realmente lo que tendremos es una reacción opuesta a la esperada, que puede ser considera con tono irónico: “Si el primer año de esos dos fue bueno, el segundo fue inmejorable, porque a sus principios se le puso a mi padre en la cabeza la majadería de morirse, y se salió con ella; mi madre no tuvo valor para quedarse sola, y dentro de un mes le fue a acompañar al camposanto.”[1] No podemos olvidar, que la ironía justamente marcaba la pauta en la picaresca y como ya se ha referido, ésta nos acompañará hasta el final en la presente obra –muertes que contraen dicha y diversión, qué más irónico que aquello.-

            Tampoco se puede soslayar que profusamente se va mencionando el término pícaro en la obra, para referirse al Catrín y sus picardías, que se corresponde con la percepción que tienen los demás sobre él, contraria a la que posee él mismo: “No tuve más arbitrio para excusarme sino decirle que me parecía muy bien su deseo, y desde luego lo cumpliera si no hubiera yo tomado tanto aguardiente, pues mi hermana vivía conmigo y una tía muy escrupulosa, si me olía me echaría tan gran regaño que me haría incomodar demasiado, y al mismo tiempo juzgaría  que el nuevo amigo tenía la culpa y era un pícaro que se andaba embriagando, por las calles, enseñando a borracho a su sobrino […]”.[2]

            Finalmente su suerte llegará hasta tal extremo, que quedará literalmente, sin nada, sin mover un dedo por cambiar su estado, ya que según su propia percepción, como era un Catrín, el hecho de que hiciese algo, era indigno de su linaje –puras patrañas-: “En éstas y las otras, como era fuerza comer por mis arbitrios así que no hallaba dónde me hicieran favor, me quedé en cueros en dos por tres; y conozco que si yo mismo hubiera hecho mis diligencias de empeñar y vender mis cosillas, algo más hubiera aprovechado; pero esto no podía ser. ¿Cómo un Don Catrín de la Fachenda había de empañar ni vender nada suyo y por su propia mano? Semejante conducta habrá ajado mi honor, y malquistádome en todo mi linaje.” [3]

            El Catrín entonces es un pícaro y ¿cuál será la conclusión a la que llegaremos en cuanto a esta condición? A lo que dicen textualmente e injuriando a nuestro protagonista, lo que radica en ser cierto, no obstante, él intentará desmentirlo: “Pero después de todo el catrín es una paradoja indefinible, porque es caballero sin honor, rico sin renta, pobre sin hambre, enamorado sin dama, valiente sin enemigo, sabio sin libros, cristiano sin religión y tuno a toda prueba.”[4] Su muerte ignominiosa finalmente será el símbolo de su vida licenciosa y libertina, cuya muerte será la de un ruin pícaro.


[1] Don Catrín de La Fachenda. Pp. 3, cap. V.
[2] Íbidem. Pp. 50.
[3] Íbidem. Pp. 55.
[4] Íbidem. PP. 66.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Síntesis y Análisis literario: Apología de Sócrates.

Introducción y Reseña.
En primer lugar, antes de proceder al análisis de esta obra sublime y reveladora, cuya escritura fue realizada por Platón, pero que a través de la cual intenta plasmar y manifestar con suma agudeza lo ocurrido aquel trágico día en el que Sócrates fue condenado a muerte, se hace necesario conocer los antecedentes y contexto en el que se llevó acabo esta sentencia y más aún, comprender el por qué de la situación que llevó al filósofo Sócrates al final de su existencia terrenal. Conforme a lo señalado con prelación, cabe destacar que para alcanzar una mayor comprensión de la vida, obra y motivaciones de Sócrates se concibe menester realizar un estudio objetivo de las fuentes disponibles en torno a la figura del filósofo, para así poder dilucidar e interpretar sus motivaciones, con la finalidad de lograr una mayor visualización del sujeto en cuestión, basándome de este modo en el método que emplea la  teoría del espacio vital.
Referente a la teoría del espacio vital, …

Análisis: “Alicia en el país de las maravillas”; Lewis Carroll.

Primero que todo, antes de proceder al análisis de Alicia en el país de las maravillas, es menester señalar, cuáles serán los temas y tópicos a tratar, de este modo, cabe destacar que analizaré sus características contextuales, formales e interpretaciones personales, a raíz de planteamientos y frases textuales, que se encuentran en el libro.
Respecto a lo anterior, al adentrarnos en el mundo de Alicia, no sólo es necesario hacer una contextualización de la obra, sino que también de su autor, Charles Lutwidge Dodgson, cuyo seudónimo es Lewis Carroll. Éste, sin lugar a dudas, tuvo una vida y características personales, que se verán reflejadas fielmente en sus libros, tales como, su tartamudez, su tendencia zurda y, sobre todo, la época en la cual vivió, cuyo nacimiento se remonta al 27 de enero de 1832.
Es así que en el presente libro, encontramos alusiones continuas, ya sean en forma de metáforas o personificaciones, a los modelos y estereotipos de la sociedad victoriana, que claramente…

Superrealismo y análisis del primer manifiesto Surrealista de André Breton.

En primer lugar, Breton cataloga a la superrealidad como un “Gran misterio”, señalando textualmente: “Yo creo firmemente en la fusión futura de esos dos estados, aparentemente tan contradictorios: El sueño y la realidad, es una especie de realidad absoluta, de Superrealidad”; lo anteriormente citado, nos plantea una amalgama entre dos estados fundamentales del ser humano, los que aparentemente funcionan como antítesis. No obstante, nos formula una certeza más profunda, en la cual a través del análisis y comprensión de ambos, se logra alcanzar un conocimiento más amplio y acabado del mundo, puesto que combinamos dos formas de percibir la realidad, ya sea que en estado de vigilia captamos lo que nos acontece de forma más bien superficial, vale decir, no hacemos una mayor introspección al respecto, por ello respondemos ante aquella realidad por el método denominado: Causa – efecto, lo que conlleva un cúmulo de veces a sentimientos como los que destaca Breton: “Resignación ante lo que le …