jueves, 3 de octubre de 2013

La curiosidad de los amantes.


              
  La practica hace al maestro, el amor, como la vida misma, no debe tomarse a la ligera, hay que disfrutarlo por sobretodo, poner en practica los principios inmemoriales. Cada persona es un universo a descubrir, las cadencias de la voz, las pausas y ritmos acompasados de los cuerpos, la tranquilidad de dos personas sincronizadas en el acto amatorio, en el atreverse a vivir plenamente los instantes, aquellos que son irrenunciables, consistentes en sí mismos, pero que como el polvo, se desvanecen en el aire. Hay una primera vez para todo en la vida, pero siempre podemos aprender a reencantarnos con nosotros mismos, con nuestros gustos y placeres. Registro en mi memoria, la primera vez en que nos vimos, ese segundo que me miraste con curiosidad y yo atentamente te escuchaba, me ponía nervioso en tu presencia, no podía negar la atracción que me producías, tu cuerpo, tu figura, tu tan sola presencia, tu cercanía, ese estar ahí a mi lado. Yo te escuchaba atentamente las primeras noches que convivíamos, tus ideas, tus proyectos, tus circunstancias, pocas personas tienen un talento de artistas y tú lo tienes y quizas aquello fue lo que nos conectó profundamente. Esperaba con ansias tu llegada, escuhar tu voz, dialogar contigo, pero el cansancio del ajetreo diario podía más que nosotros, pero aun así te esperaba e intentaba ganar terreno, que confiaras en mí, que sintieras la atracción que me producías. Siempre he sido una persona muy intuitiva, la labor diaria de la escritura me ha hecho desarrollar aquella habilidad y pasión por comprender la esencia de cada persona que me rodea, hiciste que creara al menos un poema pensando en ti, hoy escribo porque no estás a mi lado y revivo en mi mente nuestras propias experiencias, el reconocimiento íntimo de nuestros cuerpos, aún te deseo, no sabes cuánto y sé que tú también me deseas, pero mantener una relación, convivir junto a otro se me vuelve tan difícil, sé que captaste la sensibilidad de mi ser, me lo dijiste en tus propias palabras, me consideraste especial e inteligente, lo que me ha acompañado durante mis 22 años de existencia y que hasta el día de hoy ha generado un magnetismo particular que no cualquier persona es capaz de producir. Tal vez se deba a que sé amar, a que me entrego absolutamente cuando me enamoro, por ello me cuesta tanto olvidar, me impregno de las energías de quienes han pasado por mi vida. Si no hubiese sido por las circunstancias de la vida, jamás nos hubiésemos conocido, quiero que sepas que fui feliz y que espero que podamos construir momentos juntos.

                La vida es una imprediscibilidad de momentos, no obstante, sé que tú estarás para mí y yo para ti, compartiremos vivencias que recordaremos o, al menos, procuraré recordar con el tiempo. Han pasado días desde aquel encuentro que no fue casual, fue la determinación de nuestros cuerpos que ardían de una pasión desatada. Amanecer junto a ti es una sensación imborroneable, el frenesí de nuestros cuerpos bullentes de espasmos matutinos, por acallar nuestros deseos más profundos e íntimos.
                                                                                                                              Quién te piensa, J y R.
José Patricio Chamorro, 04/10/2013, Santiago de Chile, Ñuñoa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Garcia marquez

Loading...

Julio cortazar

Loading...

Michelangelo Art

Salvador Dali Art

Yann Tiersen, Amelie.

Loading...

Distintivo: Participación activa en comunidad de Letras Kiltras.