domingo, 2 de agosto de 2015

Pensamientos cotidianos 2014


Desde hace un par de años que me intriga el mundo de los sueños, lo onírico, lo más extraño es que mi subconsciente pasa la mayor parte del tiempo más activo de lo normal, quizás se deba al acto creativo y que nuestro cerebro es principalmente percepción de este tipo. Lo que me suele pasar es que en mis sueños siempre me comporto igual que como me comportaría a diario, lo cual creo que es positivo, ya que debiese estar en armonía, cosa que generalmente no suele pasar, ya que las personas no siempre se dejan guiar por sus deseos/anhelos, por ello tanto inconformismo. Hoy soñé que visitaba un país que hasta ahora no he pisado, pero que me sabía sus calles de memoria, quizás porque lo conozco a través de fotografías y que compraba una casa que creo conocer, que pertenecía a unos escritores, además de ganar un concurso. Como en los sueños todo tiende a estar interrelacionado, esto tendrá más de un significado aparente, al menos me permite hacer lo que me propuse a fines del 2013, reescribir mis sueños. — en Chillan.


Acabo de tener mi 1ª tarde en el curso de conducción, hasta hoy todo bien, anduve varias cuadras, no choqué con nadie, me mantuve firme al volante y puse mucha atención a las instrucciones, como un alumno aplicado, dentro de todo se podría asociar la conducción con ciertos grados de madurez moral y un desarrollo personal cada vez mayor, pues implica estar bien sincronizado contigo mismo, poner todos tus sentidos en alerta, pero con tranquilidad, estar calmado y relajado, además el instructor tenía mucha experticia, pensé que tendría más miedo al volante, pero veo que ya no.

Acabo de ver Sarahs Keiv en Isat, la recomiendo por lejos, trata a través de una descripción biográfica y la averiguación de ésta a través de una periodista la tragedia de Auchswitz y cómo repercute aún para quiénes pertenecen a la cultura europea, es un entramado de historias familiares, diarios de vida ocultos, secretos y cosas qu no se dijeron en su momentos, sino hasta medio siglo después.

El día del amor, una fecha que inspira a muchos a escribir y dedicar frases a aquellos que amamos, pero vivimos en una sociedad donde como cada año, aquellos buenos deseos se han traducido a un egoísmo y materialismo, donde los verdaderos sentimientos son subsumidos y relegados a un segundo plano, supliendo los afectos, con regalos de ocasión, los motivos por los que hay que crear un día para expresar y decir te quiero, te amo, ya dan cuenta de cómo está siendo conducida nuestra sociedad, hay que amar, es el derecho primordial del ser humano, pues somos únicos y nuestra naturaleza es amatoria, éste es un verdadero arte, si cada acción que hacemos y cada pensamiento le ponemos esa cuota de amor, todo cambia, el mundo, al perspectiva con la que vivimos, la intensidad misma del vivir cambia, no dejemos que el comercio y los medios nos impongan los días, cada día es uno nuevo para empezar y atrevernos a ser quiénes queramos ser, primero amémonos nosotros mismos y respetemos a aquél que no conocemos, porque al igual que nosotros tiene derecho a ser libre y a ser amado, en lo personal creo en que la vida atrae y nos corresponde con la frecuencia que vibramos, el amor es la más alta frecuencia, entonces la felcidad y la base de todo lo que nos suceda en esta vida, dependerá de nuestra calidad amatoria. 

   Reflexiones de un 14/2/2014.



Escribir sobre la realidad, es algo que he querido hacer desde hace mucho y de cierto modo es algo que se expresa en lo cotidiano, en los actos que realizamos a diario, cuya sumatoria en conjunto producen nuestra propia percepción y visión de mundo, la que varía constantemente de un instante a otro, de una persona a otra, pues la vida no es estática, nosotros estamos en continúo movimiento y dependerá ante todo del prisma a través del cual miremos, para dar cuenta de qué es lo que captamos y a través de qué y cómo, son nuestros sentidos los que crean nuestra realidad, la que a veces tiende a convertirse en actos fallidos y por tal, etá sujeta a error. Un claro ejemplo también se aprecia a través de nuestra memoria, ya que lo que recordamos configura y reconfigura nuestra creencias, lo que somos y deseamos ser y cómo nos relacionamos con nuestro entorno, relaciones personales y ambiente. La fotografía es otra manifestación de la realidad, ya que una imagen, si bien no representa fielmente una realidad, sí es una expresión y reflejo de ésta, la que varía según un prisma, que es la óptica a través de la cual observamos, pues hay imágenes que tomamos de nuestra propia vida y creemos que precisamente ellas forman nuestra vida, no obstante, no es así, ya que nos pueden poner otras imágenes junto a las nuestras y aquellos recuerdos que conservamos intactos en nuestra retina, de pronto son subpuestos a otros momentos, vividos por otros y no precisamente por nosotros. La necesidad de fotografiar los instantes en una cultura ligada a los selfies, nos ha hecho volcarnos a crear una realidad paralela a nuestra vida real, que es cómo deseamos que los otros nos vean, es una realidad creada por nosotros mismos y las más de las veces, la ficción supera a la realidad, nos vemos envueltos en una cultura de evasión, evadir lo que no queremos ver, embellecer la realidad que nos toca ver, en un mundo de persona cada vez más infelices.

            La realidad a su vez cobra matices, delineados por la frágil línea del tiempo, al ser éste relativo no nos queda más que sorprendernos ante la fragilidad de nuestra realidad, creemos tener cierta edad, haber vivido ciertas experiencias en determinados momentos de nuestra vidas, pero quién nos asegura que así ocurrió, ¿un calendario, un reloj de mano, de pared o las impresiones subjetivas y personales? Vivimos lo que creemos vivir, el pasado sólo es conservador en nuestra memoria, el presente siempre será lo único que tenemos y qué decir de la incertidumbre del futuro, siempre motivado por nuestros pensamientos, lo más patente de cada una de nuestras vivencias es que hemos vivido aquello que hemos pensado y ésta es la base de lo que podemos denominar una experiencia real.


                                   La realidad no es opción, reflex. De feb.  16-19/2014


Hay cuatro cosas que me molestan sobremanera, quizás para algunos sean nimiedades, pero para mí no:

1.- Que cada vez que vas a comprar a un negocio no te den boletas o que cada vez que te subas a un colectivo, no siempre te den boletos, más aún cuando tu trato siempre es gentil y afable.

2.- Que muchos hombres sean celosos y territoriales con aquellos que suelen ocupar la palabra, poniendose a la defensiva.

3.- Conductores imprudentes que tocan bocinazos y lanzan improperios a la gente y transeúntes, creyéndose los dueños de la calle, más aún cuando uno se siente con la responsabilidad ética de al sacar su licencia, de ser un buen ciudadano y cumplir las normativas y respetar a todos.

4.- Ir sólo contra la corriente social.


Acabo de ver Avatar, la 1ª vez fue en el cine y me dejó muchas reflexiones que pensar en ese entonces y ahora las reafirmo, que el ser humano por naturaleza es autodestructivo, que lo que sucedió una vez como error, el hecho de despreciar y depredar a otros, por pertenecer a razas, etnias diferentes, seguirá repitiéndose persecula seculorum, que el día en que descubramos que los ciclos de la naturaleza y la energía que fluye en ella es parte de nuestro propio ciclo vital, recién empezaremos a despertar, que el amor es la fuerza más grande en todo estrato y que la carencia espiritual nos hace comportarnos como seres desalmados y que aun las mayores tecnologías, si no son encauzadas a un buen fin, seguirán siendo obsoletas y nada más que armas de destrucción masiva.

19/2/2014.



Mi último sueño con inclinación a pesadilla, estuvo marcado por la aparición y sustitución de rostros que al reflejarse en el espejo se convertían en demonios, la casa del sueño estaba marcada por cargas y fuerzas negativas, cuyo paisaje de alrededor era desolador y triste, en ocaso.Quizás se deba a películas que he visto en esa línea o como de costumbre, el subconsciente siempre nos dice algo, nuestros demonios personales, nuestros miedos, las ilusiones de un rostro, desvanecidas en espectros siniestros.
                                                                       Sueño de la noche del 20 de feb. 2014.


El mayor acto de rebeldía es rebelarse consigo mismo, contra tus propias circunstancias, las actuales y hacer lo que más puedas hasta el límite de tus fuerzas, para que las que simientes en el futuro sean el fruto de la rebeldía de tu pasado,irradiar energía como un suspiro latente del ahíto corazón en llamas, deseante de un cambio profundo, de un querer ser, no por lo que otros te han impuesto, aun menos por lo que has aprendido, dejar tus aprendizajes atrás y partir de cero, como si llegaras recién al mundo, para disfrutar de tus momentos con el ímpetu de quién se sabe mortal y que por ello, extralimita su espíritu, sueña despierto y lucha contra la imposición del tiempo. El futuro es incierto, no sabemos lo que serán nuestras trastocadas circunstancias, sin embargo, la decisión, el determinismo y la voluntad de vivir tus propias ideas y pensamientos, son el mayor acto arraigado del más puro sentimiento, amar tu propia vida, ése amigos míos, es el mayor acto de rebeldía.



.                                                          El mayor acto de rebeldía, 22/2/2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Garcia marquez

Loading...

Julio cortazar

Loading...

Michelangelo Art

Salvador Dali Art

Yann Tiersen, Amelie.

Loading...

Distintivo: Participación activa en comunidad de Letras Kiltras.